Ácaros del oído del perro: síntomas, causas y tratamientos.

Ácaros del oído del perro: síntomas, causas y tratamientos.

Los ácaros de la oreja de perro son pequeños parásitos, más comúnmente de una especie llamada Otodectes cynotis, que se alimenta de la cera, aceites y restos en los oídos de los perros. Pueden causar inflamación y picazón, lo que puede ocasionar lesiones autoinfligidas e infecciones secundarias a medida que los perros se rascan. Los ácaros del oído a veces se extienden fuera del oído a la piel, especialmente las patas, la cabeza, el cuello o la cola, donde pueden causar más infecciones. Mientras que Otodectes cynotis es una infestación de parásitos bastante leve, puede provocar complicaciones cuando los perros tienen hipersensibilidad inmune o alergias a los ácaros. Los ácaros del oído también son muy contagiosos en perros y se propagan fácilmente durante situaciones sociales entre caninos. Si ve los signos de los ácaros del oído en su perro, consulte a su veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para los ácaros del oído del perro. Síntomas de los ácaros del oído del perro Los síntomas de los ácaros del oído en perros pueden variar según la gravedad de la infestación, y el rascarse o sacudir la cabeza para aliviar la picazón solo tiende a empeorar los síntomas y las complicaciones. Si ve los signos de los ácaros del oído en su perro, consulte a su veterinario para recibir tratamiento lo antes posible para evitar más heridas e infecciones. Aquí hay algunos síntomas de los ácaros del oído del perro. Picazón Rascándose las orejas Frotando las orejas en las superficies Cabeza temblando Alopecia alrededor de las orejas Hematomas (ampollas en las orejas, generalmente causadas por sacudidas de la cabeza) Descarga de color marrón rojizo que parece café molido (hecho principalmente de sangre seca y puede obstruir la oreja) Salpicaduras, costras, sangrado o supuración de colgajos del oído Olor de las orejas Piel roja e inflamada Arañazos, heridas y costras (autoinfligidos al rascarse) Infección secundaria por heridas abiertas Rascarse en otras áreas del cuerpo donde los ácaros se hayan extendido (patas, cuello, cola, etc.)

Las causas de los ácaros del oído del perro Las infestaciones de ácaros del oído en perros generalmente son causadas por Otodectes cynotis, un parásito de ocho patas que apenas se puede ver a simple vista. Los síntomas son el resultado de la respuesta del sistema inmune de los perros a estos parásitos. Son muy contagiosos entre perros, pero es poco común que infecten a los humanos, ya que no pueden vivir en la piel humana por mucho tiempo. Los humanos que se infectan muestran signos de una erupción de pequeños bultos rojos. Los ácaros del oído también pueden infestar gatos, conejos y hurones, y la interacción con cualquiera de estos animales afectados puede transmitir la infestación del ácaro del oído a los perros. Los ácaros del oído tienden a vivir unas tres semanas y no pueden sobrevivir mucho tiempo en el medio ambiente sin un huésped, por lo que el principal medio de transmisión es la interacción casual entre las mascotas. Esto puede ocurrir en los parques para perros, en hogares con varias mascotas o en cualquier situación social donde los animales interactúen.

Tratamientos para los ácaros del oído del perro El tratamiento para los ácaros del oído en perros generalmente comienza con una limpieza profunda de los oídos. Después de eso, se aplica un medicamento tópico antiparasitario a la piel afectada. También se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios para ayudar a reducir la inflamación y aliviar las molestias. Por lo general, la medicación debe administrarse en el transcurso de siete a diez días, aunque los perros generalmente muestran signos inmediatos de alivio, ya que esto asegurará que los huevos de ácaros estén completamente erradicados. Los animales afectados deben ser puestos en cuarentena de otras mascotas, ya que los ácaros son altamente contagiosos. Se pueden administrar antibióticos a perros que muestran signos de infección bacteriana secundaria por heridas autoinfligidas. Si la infestación se extiende a otras partes de la piel fuera de las orejas, los perros pueden necesitar champú especialmente formulado o polvo tópico para eliminar la infestación. Cualquier otra lesión, incluidos hematomas u otras lesiones, se tratará en consecuencia. Es importante asegurarse de que los perros no continúen arañando estas heridas mientras sanan, y puede ser necesario un collar isabelino. ¿Alguna vez tu perro ha sufrido de los ácaros del oído? ¿Cómo te deshiciste de ellos? Háganos saber en los comentarios a continuación!