Lesiones oculares en perros

Lesiones oculares en perros

Incluso la lesión ocular más pequeña (un pequeño rasguño, por ejemplo) puede convertirse en una herida infectada y pérdida de visión. Nunca juegue con la vista de su perro; siempre busque tratamiento inmediato, incluso para lesiones oculares menores.

 

Para qué vigilar
 

Si ve a su perro entrecerrando los ojos, evitando las luces brillantes y parpadeando excesivamente, examine sus ojos. La producción de lágrimas también es un signo frecuente de problemas, al igual que la descarga acuosa, verde o amarilla. En el peor de los casos, el ojo puede incluso estar fuera de su zócalo.

 

Causa primaria
 

Al igual que en los humanos, las lesiones oculares a menudo ocurren cuando un objeto pequeño entra o se incrusta en el ojo. Además, el rasguño o las patas de la córnea, el crecimiento anormal de las pestañas y la inversión de los párpados pueden provocar lesiones oculares.

 

Cuidado inmediato
 

1. Si el ojo está fuera de su cavidad, debe tratarse como una emergencia. Cada minuto es valioso si se quiere salvar la vista del perro, así que actúe rápidamente:

 

No intente volver a colocar el ojo en su zócalo.
Cubra el ojo con un paño húmedo y limpio y colóquelo ligeramente en la cabeza.
Si puede hacerlo rápidamente, empape el paño en agua tibia y salada o en una solución de azúcar supersaturada para ayudar a preservar el ojo.
Obtenga atención veterinaria inmediata, manteniendo al perro lo más tranquilo y calmado posible. Idealmente, debe acudir directamente a un oftalmólogo veterinario, la mayoría de ellos atienden horas de emergencia para este tipo de situaciones.
 

2. Si su perro está parpadeando o entrecerrando los ojos excesivamente y evitando las luces brillantes, es probable que haya algo en su ojo:

 

Use un pulgar para levantar el párpado superior y verifique si hay residuos debajo.
Haga lo mismo con la tapa inferior, usando la otra mano.
Si puede ver algo que necesita quitarse, pero que no esté penetrando en el ojo, lávelo con agua tibia o use un hisopo de algodón húmedo para sacarlo.
Si no puede quitar el objeto, ponga un vendaje en el ojo y lleve al perro al veterinario. No se demore.
Si el objeto ha penetrado en el ojo, ciérrelo inmediatamente o coloque al perro con un collar isabelino y llévelo al veterinario inmediatamente. Una vez más, la mayoría de ellos mantienen horas de emergencia para este tipo de situación.
 

3. Si el perro está bizqueando y desgarrándose excesivamente o tiene los ojos rojos, generalmente es indicativo de un ojo rasguñado. Compruebe si hay objetos extraños en el área de los ojos. Si no encuentra nada, siga estas pautas:

 

Si puede ver un rasguño en el ojo, cúbralo con un paño limpio y húmedo.
Venda el paño a la cabeza, use un collar isabelino, o vende las ramas de rocío del perro para evitar daños adicionales.
Llévala al veterinario el mismo día.
 

4. Si los párpados del perro están magullados o desgarrados (generalmente por una pelea u otro trauma):

 

Coloque una compresa fría sobre el ojo afectado, para ayudar a reducir la hinchazón.
Mantenga la compresa en su lugar durante 10 minutos.
Llévala al veterinario el mismo día.
 

5. Si el (los) ojo (s) del perro ha estado expuesto a sustancias químicas, puede haber daños por quemaduras:

 

Enjuague el ojo con agua fresca durante al menos 10 minutos.
Consulte el empaque del producto químico para ver qué tratamiento adicional se sugiere.
Ponga un vendaje en el ojo para evitar daños adicionales y lleve al perro al veterinario de inmediato.
Recuerde traer el envase o empaque del producto químico con usted. En el camino hacia el veterinario, llame al control de envenenamiento para que sean notificados y el tratamiento pueda iniciarse de inmediato.
 

6. Si ve una descarga acuosa que sale del ojo del perro:

 

Revise si hay objetos atrapados en el ojo (vea # 2).
Enjuague el ojo con agua tibia, té frío diluido o un lavado de ojos específico para perros.
Si no hay indicios de un objeto extraño, consulte a un veterinario. Su perro puede tener una alergia, un crecimiento anormal de las pestañas, defectos en los párpados o conductos lagrimales bloqueados, todo lo cual causa una producción crónica de lágrimas.
 

7. Si ves carga ocular verde o amarilla:

 

Enjuague el ojo con agua tibia, té frío diluido o un lavado de ojos específico para perros.
Consulte a su veterinario dentro de las 24 horas, ya que generalmente indica una infección.
Esté atento a otros signos de enfermedad para ayudar al diagnóstico.

Otras causas
 

Las lesiones en los ojos pueden ser causadas por peleas, infecciones o accidentes con químicos u otras sustancias dañinas. Algunas razas, como el pug, están predispuestas a problemas oculares.

 

Vida y gestión
 

Su veterinario podrá decirle cómo manejar a un perro con un ojo lesionado. Es probable que se necesiten medidas de prevención de daños (como un collar isabelino) o algún tratamiento de seguimiento, ya sea en casa o en la clínica.

 

Prevención
 

Es poco lo que se puede hacer para evitar la mayoría de las causas de lesiones oculares, aunque el entrenamiento de obediencia, que limita la propensión del perro a pelear, ayuda. El cuidado extra cuando se usan productos químicos también es esencial; si es posible, mantenga a su perro en una habitación separada cuando use cloro o líquidos similares. Para obtener más consejos sobre el tratamiento y la prevención, consulte el artículo "Quemaduras y escaldaduras".