Tricuriasis en perros

Tricuriasis en perros

Tricuriasis en perros
 

El parásito de la lombriz (Trichuris vulpis) generalmente se transmite a los perros cuando ingieren la materia infestada, aunque también se pueden contraer látigos de otros animales infectados. Los huevos del gusano látigo pueden vivir en un ambiente desde unos pocos meses hasta años, y pueden estar presentes en el suelo, los alimentos o el agua, así como en las heces o la carne animal. Además, los whipworms pueden infectar perros de cualquier edad.

 

Si desea saber cómo afecta esta enfermedad a los gatos, visite esta página en la biblioteca de salud de petMD.

 

SINTOMAS Y TIPOS
 

Una infección por látigo puede presentarse como una inflamación del intestino grueso o diarrea con sangre, o puede ser asintomática. Otros síntomas comúnmente asociados con una infección por látigo incluyen deshidratación, anemia y pérdida de peso. Vale la pena señalar que los síntomas pueden comenzar antes de cualquier evidencia visual de huevos de látigo.

 

CAUSAS
 

Los perros contraen whipworms ingiriendo materia infestada o contaminada (por ejemplo, comida, agua, carne).

 

DIAGNÓSTICO
 

El veterinario confirmará el diagnóstico mediante la realización del procedimiento de flotación fecal en una muestra de heces. Si hay huevos parasitarios o whipworms presentes, flotarán a la superficie del portaobjetos de vidrio.