Úlcera gastroduodenal en perros

Úlcera gastroduodenal en perros

Úlcera gastroduodenal en perros
 

La enfermedad de úlcera gastroduodenal se refiere a las úlceras que se encuentran en el estómago del perro y / o en la primera sección del intestino delgado, también conocida como duodeno.

 

Estos uclers a menudo se desarrollan porque el revestimiento de la mucosa del estómago o la luz intestinal (que entra en contacto directo con los alimentos y es responsable de la absorción de nutrientes) está expuesto. Hay varios factores que pueden alterar estos mecanismos de protección.

 

Aunque la formación de estas úlceras es menos común en los gatos, sí ocurren. Si desea obtener más información sobre cómo la enfermedad afecta a los gatos, visite esta página en la biblioteca de salud de PetMD.

 

Síntomas y tipos
 

Hay muchos síntomas que pueden desarrollarse como resultado de las úlceras gastroduodenales, de los cuales algunos pueden permanecer sin ser detectados hasta que la condición del perro se vuelva grave. Por ejemplo, es menos probable que los perros muestren evidencia clínica de sangrado gastrointestinal.

 

Los siguientes son algunos de los síntomas más comunes:

 

Anemia
Debilidad
Pérdida de peso
Pérdida de apetito
Ritmo cárdiaco elevado
Vómitos (vistos más a menudo)
Sangre en vómitos (hematemesis).
Heces alquitranadas negras debido a la presencia de sangre digerida (melena)
Dolor abdominal (el animal puede pararse en posición de oración)
 

Causas
 

La intoxicación accidental es una de las principales causas de la úlcera gastroduodenal. Esto puede ser en forma de intoxicación con plantas (por ejemplo, hongos, ricino, palma de sagú), toxicidad por pesticidas o rodenticidas, envenenamiento químico (por ejemplo, etilenglicol, fenol) o envenenamiento por metales pesados ​​(por ejemplo, zinc, hierro, arsénico) .

 

Las úlceras gastroduodenales son comunes en los pastores alemanes que están muy medicados con ibuprofeno. Rottweilers también tienen mayor incidencia de perforación del estómago y úlceras.

 

Otras causas comunes de la enfermedad de úlcera gastroduodenal incluyen:

 

Obstrucciones gastrointestinales (es decir, tumores)
Hiperacidez del estómago.
Traumatismo grave (por ejemplo, shock, lesión en la cabeza, quemaduras)
Parásitos gastrointestinales
Enfermedades infecciosas (bacterianas, fúngicas, virales)
Insuficiencia renal o hepática
Reacción adversa al medicamento
Pitiosis (una condición causada por el moho del agua)
Infeccion por helicobacter
Ejercicio vigoroso sostenido
 

 

Diagnóstico
 

El veterinario de su perro realizará una historia detallada y, después de realizar el examen físico, se realizarán pruebas de laboratorio de rutina. El hemograma completo, el perfil bioquímico y el análisis de orina pueden ayudar a diagnosticar este problema junto con las complicaciones, si las hay.

 

Las pruebas de sangre, por ejemplo, pueden revelar anemia en pacientes con sangrado, mientras que en los casos con pérdida crónica de sangre, se puede observar anemia por deficiencia de hierro. En algunos perros, se puede observar un número reducido de plaquetas (células importantes para la coagulación de la sangre) y glóbulos blancos. El material fecal también se analiza para ver si hay sangre en él o no, mientras que las radiografías y las ecografías abdominales ayudan a diagnosticar cualquier cuerpo extraño, masa en el estómago o duodeno.

 

En el caso de un tumor, los rayos X torácicos pueden ayudar a encontrar la metástasis del tumor a los pulmones. La endoscopia, un procedimiento en el que un veterinario examinará directamente el estómago y el duodeno con un endoscopio, es el método de elección para el diagnóstico definitivo. Además, la endoscopia le permite al veterinario extirpar cualquier cuerpo extraño y tomar una biopsia. También se insertará un tubo rígido o flexible en el estómago y el duodeno para tomar fotografías.