Histiocitoma fibroso maligno

Histiocitoma fibroso maligno

Histiocitoma fibroso maligno
 

Un histiocitoma fibroso maligno se refiere a un tumor invasivo que contiene un número excesivo de histiocitos, los glóbulos blancos que residen dentro del tejido conectivo normal del cuerpo. Conocidos como macrófagos tisulares, los histiocitos desempeñan un papel defensivo en la respuesta inmune del cuerpo, envolviendo desechos celulares y agentes infecciosos, así como iniciando mecanismos de defensa en el sistema.

 

En general, los histiocitomas son crecimientos benignos, pero hay casos documentados de histiocitomas fibrosos malignos, en los que el tumor se compone de histiocitos y fibroblastos. Los fibroblastos son las células más comunes que se encuentran en el tejido conectivo del cuerpo y desempeñan un papel importante en la curación de heridas. Esta condición involucra a las células de ambos, con la adición de células multinucleadas gigantes, que se producen como resultado de las células del sistema inmunológico que atacan a las células de agentes infecciosos y se fusionan.

 

Los tumores de células gigantes no suelen afectar a los perros; Esta es una rara enfermedad canina.

 

Síntomas y tipos
 

Los síntomas más comunes incluyen:

 

Un tumor firme e invasivo en la capa grasa de la piel.
Falta de apetito
Pérdida de peso, a menudo rápida
Letargo
 

Causas
 

Las causas del histiocitoma fibroso maligno son actualmente desconocidas.

 

Diagnóstico
 

Tras el examen, su veterinario deberá descartar una variedad de otros problemas médicos antes de emitir un diagnóstico y un plan de tratamiento. Algunas otras afecciones médicas que pueden causar la formación de tumores de células gigantes incluyen:

 

Fibrosarcoma: tumor maligno localizado en los tejidos fibrosos.
Condrosarcoma: un tumor que se puede encontrar en el cartílago del animal.
Liposarcoma: un tumor que se desarrolla en las células grasas del animal.
Tumores de la vaina del nervio periopérico
 

 

 

El trabajo de laboratorio, así como las imágenes de rayos X, se utilizarán para diagnosticar la afección. Su veterinario puede realizar un examen histológico, analizando el tejido bajo un microscopio, durante el curso de una biopsia del tejido, para poder definir la composición exacta de la masa y establecer un plan de tratamiento adecuado.