Aceite de Neem para perros: ¿Qué es y qué hace?

Aceite de Neem para perros: ¿Qué es y qué hace?

El aceite de neem se extrae de las semillas y la corteza del árbol de neem, que es nativo de la India, y se utiliza como insecticida natural, pesticida, tratamiento de la piel y más para perros. A menudo se elige como una alternativa a los medicamentos que repelen las pulgas y las garrapatas, ya que no es tóxico para los perros y el desagradable sabor hace que los perros sean menos propensos a lamerlo de su pelaje. Tiene muchas propiedades beneficiosas que aumentan la salud general de los perros, y es muy potente. El aceite de neem puede mezclarse con otros aceites y aplicarse tópicamente, agregarse al champú o pulverizarse. No se recomienda para uso interno, pero las hojas secas del árbol de neem se pueden consumir para obtener beneficios adicionales para la salud. Antes de usar aceite de neem o cualquier producto en su perro, debe analizarlo con su veterinario, ya que algunos perros pueden ser alérgicos o sensibles, o pueden tener ciertas afecciones médicas o tomar medicamentos que pueden interactuar mal con el aceite de neem. Esto es lo que debe saber sobre el aceite de neem para perros.

¿Qué es el aceite de neem para perros?

Varias partes del árbol de neem han sido utilizadas por los indios durante miles de años para tratar muchos tipos de dolencias. El aceite de Neem se puede usar para tratar muchas dolencias similares en perros. Tiene propiedades naturales antimicóticas, antibacterianas, antivirales, antioxidantes, antisépticas y antiinflamatorias. No solo repele insectos, sino que los mata, y lo hace sin efectos secundarios conocidos para los perros. El aceite de neem se extrae de los granos de semillas de una manera similar a la forma en que se extrae el aceite de oliva de las aceitunas. Los granos son prensados ​​y triturados hasta que el aceite se haya extraído. El aceite de neem puro es muy potente y debe diluirse antes de usarse para tratar a los perros. Uno de los principales inconvenientes es el olor, que muchos comparan a una mezcla de ajo quemado, cebolla y café. Aquellos que pueden pasar el olor a menudo elogian el aceite de neem como una cura milagrosa para sus perros, y se sabe que también tiene beneficios para los humanos.  

¿Qué hace el aceite de neem para perros?

Uno de los usos más comunes del aceite de neem para perros es como pesticida y repelente de insectos. Es efectivo contra mosquitos, ácaros, parásitos internos, pulgas y muchos tipos de garrapatas, aunque no protege contra garrapatas marrones o tenias. Muchas medicinas contra pulgas y garrapatas que recogería de un veterinario contienen sustancias químicas y drogas que son potencialmente dañinas para los perros, especialmente si los perros ingieren el medicamento lamiéndolo de su pelo. El aceite de neem no es tóxico, y tiene un sabor amargo y desagradable que tiende a evitar que los perros lamen lamerlo.

El aceite de neem también se puede aplicar para aliviar la picazón debido a alergias a los alimentos, picaduras de insectos, algunos tipos de sarna, puntos secos y rozaduras. Puede tratar infecciones fúngicas, tiña y dermatitis atópica, y tiende a funcionar rápidamente. Los dueños de perros informan que la alopecia debido a la picazón severa generalmente desaparece en una semana. El aceite de neem puede combatir infecciones y microbios que causan picazón con sus propiedades antibacterianas, antivirales y antimicrobianas. Además, cuando el aceite de neem se aplica con regularidad, se absorbe en el torrente sanguíneo a través de la piel y protege a los perros contra más infecciones o infestaciones durante un tiempo. Se ha demostrado que purifica la sangre, ayuda al hígado y mejora la salud del sistema inmunológico. Algunos informan que también mejora la salud de los dientes de los perros.

¿Debo usar aceite de neem para mi perro?

Debe consultar a su veterinario antes de usar aceite de neem para su perro. Algunos perros pueden ser sensibles o alérgicos a él, y si observa signos de reacción alérgica en su perro, como estornudos, tos, urticaria, hinchazón, dificultad para respirar u otros síntomas, debe dejar de usar aceite de neem de inmediato. Si su veterinario le da la autorización, hay varias maneras en que puede aplicar aceite de neem a su perro, pero recuerde que es bastante potente y probablemente deba diluirse antes de la aplicación.

Algunos dueños de perros diluyen el aceite de neem con semilla de uva o aceite de oliva y lo aplican directamente en los lugares donde es más probable que aparezcan los parásitos, incluyendo la cabeza, las orejas, la cola, los hombros y los flancos. Esto se puede hacer cada dos o tres días como medida preventiva para evitar infecciones e infestaciones. Esto también se puede aplicar a las áreas de irritación, incluidas las quemaduras solares o los puntos calientes, para obtener un alivio inmediato. Para diluir el aceite de neem, debe comenzar con una mezcla de una parte de aceite de neem a diez partes de semilla de uva o aceite de oliva. Si la condición no desaparece, puede aumentar la cantidad de aceite de neem en la mezcla.  El aceite de neem también se puede mezclar con champú para perros. Esto generalmente se hace mezclando una cucharadita de aceite de neem con dos cucharadas de champú. Solo debe mezclarse unos minutos antes de su uso, ya que el champú degradará el aceite a tiempo y lo desactivará.

La mezcla de champú se debe masajear en la piel del perro y dejar allí durante al menos cinco a diez minutos antes de enjuagar. Se puede hacer una neem oil spray con una parte de aceite de neem en diez partes de agua tibia. Es posible que desee mezclar en detergente suave o aceites esenciales para enmascarar el olor. La mezcla solo debe prepararse para el uso en el mismo día, ya que el aceite será menos potente con el tiempo. Se debe rociar en todo el cuerpo del perro en cantidades generosas. Unas palabras de precaución.

El aceite de neem no debe aplicarse para abrir heridas, cortaduras o llagas, y no debe permitir que entre en contacto con los ojos de su perro o que se lo meta en la nariz o la boca. Los perros pueden frotar aceite de neem en muebles, alfombras u otras superficies, y aunque generalmente se lava fácilmente, es probable que desee mantener a su perro fuera de los muebles por un tiempo, ya que el olor a aceite de neem no es atractivo. Deje tiempo para que la piel de su perro absorba el aceite antes de dejarlos vagar donde lo deseen.

¿Usas aceite de neem para tu perro? ¿Has visto algún beneficio? Háganos saber en los comentarios a continuación!