Enfermedad de Addison en perros

Enfermedad de Addison en perros

La enfermedad de Addison, también conocida como hipoadrenocorticismo, es una enfermedad hormonal que puede hacer que un perro se ponga muy enfermo debido a electrolitos desequilibrados. Aprenda sobre la

enfermedad de Addison en perros y descubra cómo tratarla.


¿Qué es la enfermedad de Addison?
El término científico para la enfermedad de Addison es hipoadrenocorticismo, un término que generalmente significa "hormonas suprarrenales bajas". La enfermedad de Addison ocurre cuando las glándulas suprarrenales no producen una cantidad adecuada de hormonas para mantener los electrolitos del cuerpo en equilibrio.


Las glándulas suprarrenales son glándulas diminutas ubicadas cerca de los riñones. Cuando un perro experimenta estrés, las suprarrenales normales producen cortisol adicional para ayudar al cuerpo a lidiar con el estrés. Cuando no hay suficiente cortisol en el cuerpo, el cuerpo no puede manejar bien el estrés. El agua y los electrolitos en el cuerpo se desequilibran, lo que puede ocasionar enfermedades graves.

La enfermedad de Addison es relativamente poco frecuente en los perros. Es mucho menos común que la condición opuesta en los perros, la enfermedad de Cushing, que causa una sobreproducción de cortisol.


Signos de la enfermedad de Addison en perros
Los perros con enfermedad de Addison pueden no mostrar signos al principio. Cuando aparecen signos, pueden variar de leves a graves. Tenga en cuenta que los signos de la enfermedad de Addison pueden ser vagos y son similares a los de otras enfermedades.


Letargo
Vómito
Diarrea
Debilidad
Si observa estos u otros signos de enfermedad que duran más de uno o dos días, debe consultar a su veterinario.

Diagnóstico
En el examen, su veterinario puede notar deshidratación, pulsos débiles y posiblemente una frecuencia cardíaca lenta e irregular. Las pruebas de laboratorio serán necesarias para determinar la verdadera causa de los síntomas de su perro. Es probable que su veterinario comience con las pruebas de laboratorio de rutina, como la química de la sangre con electrolitos y un hemograma completo. También se puede recomendar un análisis de orina. En los perros con enfermedad de Addison, es común que los análisis de sangre muestren un alto nivel de potasio y un bajo nivel de sodio. Este es un desequilibrio electrolítico. Los valores renales también pueden verse afectados. El CBC y el análisis de orina pueden o no ser anormales.

Se puede hacer un diagnóstico presuntivo de la enfermedad de Addison basándose en los resultados de la prueba inicial, pero se necesitan pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico. En la mayoría de los casos, el siguiente paso es una prueba de estimulación con ACTH. Estos resultados confirmarán si la enfermedad de Addison está presente.

Causas de la enfermedad de Addison
Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Addison primaria. Se cree que se produce debido a una destrucción inmune del tejido adrenal. La enfermedad de Addison secundaria ocurre después de que se haya causado algún tipo de daño a las glándulas suprarrenales debido a un factor externo. Este factor puede ser un trauma, un tumor o incluso medicamentos utilizados para tratar otras enfermedades.

Ciertas razas de perros pueden estar predispuestas a la enfermedad de Addison. Esto incluye el Bearded Collie, el Great Dane, el Perro de Agua Portugués, el Caniche Estándar, el West Highland White Terrier y muchas otras razas.

Tratamiento de la enfermedad de Addison
Un perro muy enfermo con Addison normalmente tendrá que ser hospitalizado hasta que esté estable. Esta enfermedad se llama una crisis addisoniana. Los perros a menudo son muy débiles y tienen vómitos y / o diarrea. El desequilibrio electrolítico requiere una corrección cuidadosa con terapia de líquidos y medicamentos.

Afortunadamente, una vez que se han regulado los electrolitos, puede ser bastante sencillo controlar la enfermedad de Addison.

El mantenimiento continuo del perro de Addison generalmente implica el uso de un mineralocorticoide inyectable llamado pivalato de desoxicorticosterona (llamado DOCP o Percorten). Los esteroides orales se pueden usar en momentos de estrés para complementar la necesidad de cortisol del cuerpo. Se necesitan pruebas de laboratorio regulares para garantizar que los electrolitos estén en equilibrio.

Si un perro con la enfermedad de Addison se enferma levemente, es esencial que un veterinario vea a ese perro tan pronto como sea posible. Una crisis addisoniana puede ocurrir en cualquier momento. Cuanto más rápido su perro pueda comenzar el tratamiento, menos grave será la crisis.

Cómo prevenir la enfermedad de Addison en perros
No hay manera de evitar que un perro desarrolle la enfermedad de Addison primaria. Los Addison secundarios pueden evitarse asegurándose de que su perro esté bien regulado mientras toma cualquier medicamento. Los exámenes de rutina también pueden ayudar a su veterinario a determinar los factores de riesgo para la enfermedad secundaria de Addison.

La detección temprana puede facilitar el manejo de la enfermedad de Addison. Siga los consejos de su veterinario para el trabajo de laboratorio de rutina. Las anomalías leves pueden permitir que su veterinario descubra a Addison antes de que su perro se enferme. Prevenir una crisis de Addison es la mejor manera de mantener a su perro a salvo.