¿Cuándo debe cambiar la comida de su perro?

¿Cuándo debe cambiar la comida de su perro?

Las necesidades nutricionales de los seres humanos cambian a lo largo de nuestras vidas, al igual que las de nuestras mascotas. No comemos exactamente la misma comida que comíamos cuando éramos bebés, así que ¿por qué nuestros amigos animales deberían ser diferentes? Hay momentos en la vida de su mascota en los que cambiar de alimento es una decisión obvia, como cuando su cuerpo reacciona desfavorablemente o cuando su alimento anterior ya no está disponible, pero hay otras indicaciones que demuestran que es hora de cambiar la dieta de su mascota. Estas son algunas de las razones más comunes por las que puede cambiar la comida de su mascota.

 

Etapa de la vida

 

Su mascota puede necesitar una nueva receta cada vez que entre en una nueva etapa de su vida. La comida de un perro está especialmente preparada para ciertas etapas de la vida, como cachorros, adultos, personas mayores o para todas las etapas de la vida. 

 

Puede ser difícil admitir que su perro está envejeciendo. Sus años de vejez dependen de su raza, pero generalmente los perros se acercan a esta etapa de la vida entre los 7 y 8 años de edad. Los perros ancianos requieren cuidados adicionales, como movilidad y apoyo inmunitario, por lo que es importante que cambie a su perro a una receta específica para perros senior para que estén más sanos en sus años de madurez.

 

Nivel de actividad

 

Otro factor que podría indicar que es hora de cambiar la comida de su perro es si ha habido un cambio en el nivel de actividad de su mascota. Los diferentes niveles de actividad requieren una ingesta calórica diferente para alimentar a su mascota. Si su mascota es más activa en los meses de verano que en los meses más fríos de invierno, entonces este es otro factor importante a considerar.

 

Alimentación actual

 

¿Ha echado un vistazo a los ingredientes de la comida de su mascota últimamente? Si no es así, le sugerimos que eche un vistazo. Buscar ingredientes naturales que usted mismo come o que están disponibles en su supermercado local es una buena manera de asegurarse de que su mascota está comiendo una receta sana y nutritiva. Ingredientes como los guisantes verdes, garbanzos y lentejas poco glicémicos son fuentes de carbohidratos saludables y proteínas de calidad. La calabaza proporciona una rica fuente de fibra que ayuda en la digestión. La linaza y el aceite de salmón son grandes fuentes de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.

 

Necesidades especiales para el bienestar de las mascotas

 

El bienestar general de su mascota es un resultado muy importante a la hora de determinar el alimento de su mascota. Es posible que surjan sensibilidades a los alimentos o que las necesidades nutricionales cambien a lo largo de la vida de su mascota, por lo que es importante estar al tanto de cualquier cambio en la salud de su mascota. Si nota signos de malestar gastrointestinal, picazón en la piel, letargo, patas rojas que pican o aumento de peso, estos son signos comunes que indican que podría haber un problema.