Enfermedad de la válvula tricúspide en los perros

Enfermedad de la válvula tricúspide en los perros

La valvulopatía degenerativa en los perros representa aproximadamente el 75% de todos los casos de cardiopatía. Aunque la enfermedad de la válvula mitral, la válvula situada en el lado izquierdo del corazón entre la aurícula y el ventrículo, es la forma más común de enfermedad valvular en los perros, también se observa la enfermedad de la válvula tricúspide. La válvula tricúspide es la válvula que se encuentra entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho. (Tanto la válvula mitral como la tricúspide son válvulas auriculoventriculares - válvulas entre las aurículas y los ventrículos izquierdo y derecho, respectivamente.)

 

Función normal de la válvula tricúspide en el corazón de un perro

 

En un perro sano con un corazón normal, la válvula tricúspide proporciona un medio para abrir y cerrar el paso entre dos cámaras del corazón, la aurícula derecha y el ventrículo derecho. Cuando la válvula está abierta, la sangre fluye libremente a través de la abertura desde la aurícula derecha hacia el ventrículo derecho. Cuando está cerrada, impide que la sangre fluya a través de la abertura en cualquier dirección, ya sea desde la aurícula hacia el ventrículo o hacia atrás desde el ventrículo hacia la aurícula.

 

Enfermedad de la válvula tricúspide en los perros

 

En algunos perros, la válvula tricúspide se deforma. Esto a menudo se denomina un cambio degenerativo porque a menudo se asocia con la edad. La válvula tiene normalmente la forma de una hoja, pero cuando degenera, se vuelve más gruesa y comienza a adquirir un aspecto más nodular.

 

Eventualmente, la válvula tricúspide puede deformarse lo suficiente como para no cerrar completamente la abertura entre la aurícula y el ventrículo en el momento adecuado durante el ciclo de contracción del corazón. Cuando esto sucede, la sangre puede fluir hacia atrás desde el ventrículo hacia la aurícula cuando el corazón se contrae, un fenómeno conocido como regurgitación. Esta es la razón por la que la valvulopatía degenerativa a veces se conoce también como regurgitación valvular.

 

Signos de enfermedad cardíaca canina causada por la enfermedad de la válvula tricúspide

 

-Acumulación de líquido en la cavidad abdominal, dando al vientre una apariencia hinchada.

-Acumulación de líquido en la cavidad torácica.

-Hinchazón de las piernas.

-Incomodidad y dificultad para encontrar una posición cómoda para descansar.

-Falta de apetito.

-Pérdida de peso.

 

-Letargia.