Diarrea del cachorro: Tratamientos y remedios

Diarrea del cachorro: Tratamientos y remedios

Mierda. Sí, lo dije. Apena tratar con ellos, especialmente cuando no es el tuyo. Afortunadamente, para la mayoría de los dueños de perros, el problema es bastante simple: tienes los bolsos de plástico, el pequeño dispensador práctico para cuando tu perro anda, y por lo general tu perro puede cuidarlo solo cuando lo dejan afuera.

 

 

Sin embargo, ¿qué pasa cuando tu cachorro sale corriendo? La diarrea del cachorro es apestosa, desordenada y preocupante. Los motivos de la diarrea de su perro son tan variados como la cantidad de cosas que puede hacer al respecto; siga leyendo para obtener más información sobre esta aflicción desafortunada y olorosa.

 

¿Cuál es la causa de la diarrea del cachorro?

Al igual que con la mayoría de los aspectos de la vida del perro, la diarrea del cachorro puede ser causada por una serie de cosas. La comida es la fuente más natural y obvia; su perro puede tener una intolerancia alimentaria a algo que está comiendo, o incluso un simple cambio natural en la dieta puede causar un poco de indigestión y problemas con las heces.

La comida en mal estado o algo que se come de la basura puede provocar diarrea, en cualquier momento en que el perro coma algo que no debería. El estrés simple también puede causar diarrea.

Sin embargo, hay algunas otras cosas que podría significar. Su perro puede tener diarrea como resultado de una alergia a algo que comió, o podría tener una infección o un virus.

Los gusanos redondos también pueden provocar diarrea en los perros, así como enfermedades vivas o renales. A menudo, algunos cánceres digestivos pueden conducir al desarrollo de tumores que interrumpen el tracto digestivo lo suficiente como para provocar diarrea.

 

 

¿Qué perros tienen diarrea con mayor frecuencia?

La ASPCA señala que los pastores alemanes, por ejemplo, son mucho más propensos a tener diarrea que otros perros.

Esto se debe a la mayor probabilidad de desarrollar insuficiencia pancreática exocrina (EPI), que es donde el páncreas de su perro no puede desarrollar las enzimas digestivas en cantidades suficientes para digerir los alimentos .

Otra raza que tiene diarrea con mayor frecuencia es el perro de montaña de Berna: debido a su mayor probabilidad de desarrollar cánceres gastrointestinales, la diarrea puede actuar como un síntoma de eso. Además, cuanto más joven sea el perro, es más probable que desarrolle diarrea debido a infecciones y parásitos.

 

Síntomas generales de diarrea en perros

Cuando busque diarrea en su cachorro, hay algunas cosas que debe tener en cuenta. Las heces de su perro serán mucho más flexibles y líquidas de lo normal, y su perro querrá ir mucho más a menudo. Tu perro será más ... .¿Cómo dices? ¡ Huele de lo normal, así que diviértete con eso!

La diarrea generalmente toma esta forma y puede ser bastante inocua, pero asegúrese de buscar síntomas más graves en su cachorro. Estos incluyen desarrollar fiebre, vómitos, pérdida de apetito y peso y deshidratación.

Además, si ves mucosidad o sangre en las heces de tu perro, eso podría ser un indicador de que algo más está sucediendo, y querrás llevarlo a tu veterinario.

 

Tratamientos y remedios para la diarrea de los cachorros

Si tienes un perro que sufre de diarrea, los veterinarios y las organizaciones como ASPCA recomiendan que evites darle comida para perros durante 12 a 24 horas, solo para asegurarte de que eliminen todo lo que hay en su sistema.

Además, asegúrese de mantener a su perro hidratado con agua limpia, ya que puede ser un problema con los cachorros que experimentan diarrea. En el caso de que su perro siga experimentando diarrea, incluso después de eso, puede sentirse libre de llevarlo al veterinario.

 

 

Prevenir la diarrea también es simple, y solo implica tomar algunas precauciones. En primer lugar, asegúrese de que su perro esté al día con sus vacunas, para que no se contagien con un virus malo. Mantenga a su perro fuera del alcance de la comida en mal estado y la basura, y trate de reducir los niveles de estrés para él tanto como sea posible. Por supuesto, como en todas las cosas, siga las recomendaciones de su veterinario también.

Si sigues estos pasos y más, ¡te asegurarás de tener un cachorro feliz y saludable!