Potasio en sangre bajo en perros

Potasio en sangre bajo en perros

Hipocalemia en perros
 

La hipocalemia se refiere a concentraciones de potasio en la sangre inferiores a lo normal. Un elemento vital para un grupo importante de minerales de la sangre llamados electrolitos, funciones de potasio en funciones celulares y eléctricas, como en la conducción de cargas eléctricas en el corazón, los nervios y los músculos. Por lo tanto, los niveles más bajos de potasio en el torrente sanguíneo comprometerán la capacidad de funcionamiento normal de estos tejidos.

 

Síntomas y tipos
 

Los síntomas se relacionan con la causa subyacente de la hipocalemia. Algunos de los más comunes incluyen:

 

Vomitando
Letargo
Falta de apetito
Pérdida de peso
Dolor muscular
Pérdida de masa muscular
Debilidad muscular generalizada
La parálisis de los músculos implica respiración y dificultad para respirar
Aumento de la micción (poliuria)
Aumento de la sed (polidipsia)
 

Causas
 

Pérdida de potasio a través de la orina
Enfermedad renal crónica
Después de la administración de un medicamento destinado a aumentar la producción de orina
Pacientes en diálisis
Aumento de la pérdida a través de la orina después de la administración de líquidos por vía intravenosa
Enfermedades metabólicas
Vomitando
Después del uso de ciertos antibióticos
Pérdida de potasio a través de las heces, como con diarrea
Obstrucción intestinal
Insuficiente ingesta de potasio
Pérdida prolongada de apetito o inanición
Dieta deficiente en potasio
Administración de insulina
Administración de glucosa
Estrés inducido
 

 

Diagnóstico
 

Tendrá que dar un historial detallado de la salud de su perro, el inicio y la naturaleza de los síntomas, y posibles incidentes o condiciones que podrían haber llevado a esta condición.

 

Su veterinario realizará un examen físico completo para evaluar todos los sistemas del cuerpo. Los análisis de sangre de rutina, que incluyen un hemograma completo, un perfil bioquímico y un análisis de orina, son importantes para el diagnóstico de hipocalemia y su causa subyacente. En pacientes con insuficiencia renal crónica, los análisis de sangre pueden revelar normocrómica (los contenidos de hemoglobina de los hematíes son normales), normocíticos (los niveles de hemoglobina están disminuidos) y no regenerativos (la médula ósea que responde de forma inadecuada a la mayor demanda de eritrocitos).

 

Los niveles más altos de nitrógeno ureico en sangre (productos de desecho [urea] en la sangre que normalmente se excretan en la orina y que se eliminan del cuerpo) y la creatinina también se pueden encontrar en pacientes con hipocalemia debido a insuficiencia renal. El análisis de orina puede revelar una capacidad de concentración de orina inadecuada en pacientes con insuficiencia renal crónica. En pacientes diabéticos, el análisis de orina puede revelar niveles altos de glucosa y cuerpos cetónicos en la orina.

 

Las radiografías, el ultrasonido, la tomografía computarizada (CT-Scan) y la resonancia magnética (MRI) también se pueden usar para diagnosticar la causa subyacente de la hipocalemia.

 

Tratamiento
 

Su perro puede necesitar ser hospitalizado si su condición es lo suficientemente grave como para justificar una emergencia. El tratamiento inicial incluye la suplementación de potasio y el tratamiento para estabilizar los síntomas peligrosos como latidos irregulares del corazón y la parálisis de los músculos respiratorios. Una vez que su perro haya sido estabilizado, se administrarán dosis de mantenimiento de potasio. Una vez diagnosticada, la enfermedad subyacente se puede tratar para prevenir otro episodio de hipocalemia.

 

Vivir y administrar
 

Los niveles de potasio de su perro pueden necesitar ser medidos cada 6 a 24 horas, especialmente durante la fase inicial del tratamiento. Llame a su veterinario si nota algún cambio en los síntomas en el hogar durante el tratamiento.