La falta de control de la vejiga en los perros

La falta de control de la vejiga en los perros

Incontinencia urinaria en perros
 

Los perros a veces no pueden controlar su actividad de la vejiga, una condición médica que a menudo es causada por una vejiga dañada o por una obstrucción en la vejiga. Este trastorno se conoce médicamente como incontinencia. La incontinencia es más común en perros de mediana a mayor edad y en razas de perros más grandes.

 

Síntomas
 

Fuga de orina (orinar involuntariamente)
Pelo mojado en la parte inferior del abdomen, o entre las patas traseras
Puntos húmedos o charcos en la cama o el área de dormir
Infecciones del tracto urinario
Inflamación de la piel alrededor de los genitales
Áreas de tejido húmedo alrededor del pene o la vulva
 

Causas
 

La obesidad es un factor de riesgo común para la incontinencia en perros. La castración es también uno de los principales factores de riesgo para la incontinencia, sin embargo, la mayoría de los animales no desarrollan ningún trastorno médico como resultado de la castración; las complicaciones son poco comunes. Si hay incontinencia relacionada con la castración, será temporal, ya que el perro aprende a controlar sus músculos urinarios nuevamente durante el proceso de recuperación. Otras causas para la incontinencia pueden incluir:

 

Interrupción de los nervios alrededor de la vejiga
Lesiones en la médula espinal
Lesiones en el cerebro
Síndrome de vejiga hiperactiva
Infecciones del tracto urinario
Enfermedad inflamatoria crónica
Presión sobre la vejiga causada por una masa
Subdesarrollo de la vejiga u otros defectos de nacimiento
 

Diagnóstico
 

El veterinario revisará y abordará las causas de la incontinencia, para que un plan de tratamiento se prescriba de manera adecuada. En la mayoría de los casos, la medicación prescrita resolverá el problema.

 

Tratamiento
 

Si la condición puede tratarse con medicamentos, hay varias opciones disponibles. Los antibióticos se usan si la incontinencia se debe a la inflamación del tracto urinario o la vejiga. La incontinencia causada por la obesidad requerirá un plan de control de peso y posiblemente suplementos dietéticos.

 

Para casos médicos serios, se puede realizar una cirugía para eliminar una obstrucción en la vejiga o el tracto o para reparar la vejiga o el tracto urinario.

 

Vivir y administrar
 

La mayoría de los perros que sufren de incontinencia responderán bien a los medicamentos y tendrán una recuperación completa. La inflamación es uno de los problemas más comunes asociados con esta afección médica, pero también puede tratarse con ungüentos tópicos y antibióticos.

 

Prevención
 

Actualmente no se conocen medidas preventivas para esta condición médica.