Tumores intestinales (apudomas) en perros

Tumores intestinales (apudomas) en perros

Apudoma en perros
 

El apudoma es un tumor gastrointestinal que se encuentra en perros y gatos que secreta hormonas peptídicas, hormonas que desempeñan un papel en la regulación del metabolismo, el crecimiento, el desarrollo y la función tisular. A largo plazo, los tumores pueden causar úlceras, dañar el esófago a causa del reflujo crónico y dañar el revestimiento de los intestinos.

 

Síntomas
 

Vómitos (a veces con sangre)
Pérdida de peso
Pérdida de apetito (anorexia)
Diarrea
Letargo
Fiebre
Depresión
Sed excesiva
Taburetes de aspecto lento
Heces sangrientas (sangre roja)
Dolor abdominal
 

Causas
 

La causa del apudoma no se conoce actualmente.

 

Diagnóstico
 

Su veterinario querrá descartar las siguientes enfermedades:

 

Insuficiencia renal
Gastritis inflamatoria
Ulceración inducida por estrés
Ulceración provocada por medicamentos (p. Ej., Medicamentos antiinflamatorios o esteroides)
Uremia (condición que causa que los productos de desecho se retengan en la sangre)
Otras condiciones asociadas con la hiperacidez en el tracto digestivo y la ulceración
 

Luego, el veterinario realizará análisis de sangre y análisis químicos para identificar si el animal tiene anemia por deficiencia de hierro como resultado de la hemorragia gastrointestinal. Otras preocupaciones pueden incluir proteínas inadecuadas en el torrente sanguíneo y un desequilibrio en los electrolitos, debido al exceso de vómitos.

 

Además, se puede usar una ecografía del abdomen para determinar si hay un tumor en el páncreas del animal, así como un aspirado de cualquier masa para detectar la enfermedad de los mastocitos. También se puede recomendar una endoscopia y una biopsia del tracto digestivo superior.

 

Tratamiento
 

Desafortunadamente, la mayoría de los tumores de apudoma son cancerosos (malignos) y cuando se descubren, es demasiado tarde para tratarlos. Sin embargo, el manejo médico agresivo a veces puede aliviar los síntomas y darle al animal meses adicionales (o incluso años) para vivir. Explorar una masa pancreática quirúrgicamente es importante para el diagnóstico, pero también para establecer un régimen de tratamiento.

 

Vivir y administrar
 

Su mascota necesitará exámenes físicos frecuentes, así como una observación cuidadosa en el hogar. El veterinario también puede querer realizar radiografías y exámenes de ultrasonido de vez en cuando para medir la progresión de la enfermedad y la efectividad del tratamiento. Como no hay cura para la enfermedad, lo mejor que puede esperar es mantener a su mascota cómoda y sin dolor durante unos meses o incluso años.