Cómo tratar la hematuria en los perros

Cómo tratar la hematuria en los perros

Si su perro ha sido diagnosticado con hematuria (sangre en la orina), esto es lo que puede esperar que suceda a continuación.

 

Medicamentos: su veterinario puede recetarle cualquiera de una serie de medicamentos (por ejemplo, antibióticos o acidulantes urinarios) dependiendo de la causa subyacente de la hematuria de su perro.
Cirugía: en algunos casos, pueden ser necesarios procedimientos quirúrgicos, como los que extirpan cálculos en la vejiga.
Dieta: se pueden recetar dietas especiales, especialmente si su perro tiene cálculos en la vejiga.
 

Qué esperar en la oficina del veterinario
 

El veterinario deberá determinar qué trastorno es el responsable de la hematuria de su perro. Él o ella comenzará con un examen físico y un historial de salud completo, a menudo seguido de una combinación de pruebas de diagnóstico. Las posibilidades incluyen:

 

Un panel de química sanguínea
Recuento completo de células sanguíneas
Análisis de orina
Análisis de orina y sensibilidad a los antibióticos
Radiografías y / o ultrasonidos abdominales
 

El tratamiento apropiado dependerá de los resultados de estas pruebas y del diagnóstico final. Algunos de los trastornos más comunes que causan hematuria en los perros son:

 

Infección del tracto urinario: las infecciones del tracto urinario canino se tratan con antibióticos. En ocasiones, es necesario un cultivo de orina y pruebas de sensibilidad a los antibióticos para determinar qué antibiótico resolverá la infección. Si la infección ocurre junto con piedras de vejiga de estruvita, también será necesaria una dieta especial o un acidificante urinario para disolver las piedras.

 

Piedras de vejiga: las piedras de vejiga de estruvita generalmente se pueden disolver con una dieta de prescripción o con medicamentos que acidifican la orina. El oxalato de calcio y otros tipos de cálculos en la vejiga se eliminan mejor mediante cirugía.

 

Cáncer: el cáncer del tracto urinario puede causar hematuria. El tratamiento puede incluir cirugía, quimioterapia, radiación o terapia paliativa.

 

Trauma: las lesiones pueden provocar hemorragia en el tracto urinario. Descanso, alivio del dolor, atención sintomática / de apoyo (por ejemplo, transfusiones de sangre), y algunas veces la cirugía es necesaria para que un perro se recupere.

 

Trastornos hemorrágicos: las afecciones que alteran la formación normal de coágulos sanguíneos pueden causar hematuria en los perros. El tratamiento depende de la causa subyacente (p. Ej., Vitamina K para algunos tipos de intoxicaciones).

 

Hipertrofia Prostática Benigna (HPB): los machos sin neutro están en riesgo de tener HPB, lo que puede causar hematuria. La castración es generalmente curativa.

 

Qué esperar en casa
 

Los perros que están bajo tratamiento para la hematuria deben ser monitoreados de cerca y alentados a comer y beber. Cuando los perros toman antibióticos para una infección del tracto urinario, deben tomar el curso completo, incluso si su afección vuelve rápidamente a la normalidad. Siga las instrucciones de su veterinario con respecto a cualquier otro medicamento que le hayan recetado.

 

La modificación de la dieta es una parte importante del manejo de algunos perros con hematuria. Alimentar alimentos enlatados y / o con receta y mantener el agua dulce disponible en todo momento son recomendaciones comunes.

 

Preguntas para hacerle a tu veterinario
 

Pregúntele a su veterinario cuáles son los posibles efectos secundarios de los medicamentos que su perro está tomando. Averigüe cuándo él o ella quiere ver a su perro para un control de progreso y a quién debe llamar si surge una emergencia fuera del horario normal de trabajo de su veterinario.

 

Posibles complicaciones a tener en cuenta
 

Hable con su veterinario si tiene alguna pregunta o inquietud sobre la condición de su perro.

 

Algunos perros que toman medicamentos pueden desarrollar efectos secundarios tales como pérdida de apetito, vómitos, diarrea, etc. Asegúrese de entender cuál debe ser la reacción de su perro a cualquier medicamento recetado.
Es posible que un perro parezca estar en el camino hacia la recuperación y luego sufrir un revés. Si su perro se esfuerza por orinar, produce solo una pequeña cantidad de orina en un momento determinado, orina con frecuencia, parece incómodo al orinar o la hematuria empeora, llame a su veterinario.
En casos raros, los perros con hematuria pueden volverse incapaces de orinar, lo que es potencialmente fatal si no se trata. Si cree que su perro no puede orinar, llame a su veterinario inmediatamente.