Enfermedad muscular hereditaria no inflamatoria en perros

Enfermedad muscular hereditaria no inflamatoria en perros

Miopatía no inflamatoria ligada a ligamentos X hereditaria en perros
 

La Distrofia Muscular es una enfermedad muscular degenerativa hereditaria, progresiva y no inflamatoria causada por una deficiencia de distrofina, una proteína de la membrana muscular. Este trastorno muscular generalizado se observa principalmente en perros recién nacidos o menores de un año. Los perros machos son también más susceptibles que las hembras, al igual que los golden retrievers, terriers irlandeses, corgis galés Pembroke, samoyedos, rottweilers, pastores belgas, terriers de rata, spaniels bretonas, labrador retriever, punteros alemanes de pelo corto y schnauzers miniatura - todos que a menudo sufren de deficiencia de distrofina.

 

Síntomas y tipos
 

Vomitando
Exceso de babeo (ptialismo)
Intolerancia al ejercicio
Trastornos de la marcha
Pérdida muscular
Aumento de la masa muscular de algunos músculos (p. Ej., Lengua)
Neumonía por aspiración (causada por asfixia en el material del vómito)
Jorobado
Influenciado
Succión ineficaz en recién nacidos
Insuficiencia cardíaca
 

Causas
 

Deficiencia de distrofina debido a un defecto heredado.

 

Diagnóstico
 

Deberá proporcionar a su veterinario un historial completo de la salud de su perro, incluidos el inicio y la naturaleza de los síntomas. Luego, realizará un examen físico completo, un perfil bioquímico, un análisis de orina y un hemograma completo (CBC). Los niveles de la enzima creatina cinasa pueden estar elevados debido a la deficiencia de distrofina. Las enzimas hepáticas también son elevadas en perros con este trastorno.

 

La prueba más esperanzadora para llegar a un diagnóstico definitivo, sin embargo, implica tomar una biopsia muscular. La muestra de tejido muscular se envía a un patólogo veterinario para verificar niveles anormales de distrofina.

Tratamiento
 

Ningún tratamiento ha demostrado ser efectivo. Los glucocorticosteroides a menudo se administran a perros que sufren de distrofia muscular no inflamatoria, pero su efectividad es variable y su modo exacto de acción en esta enfermedad aún se desconoce.

 
Vivir y administrar
 

Los perros con este trastorno son propensos a la neumonía por aspiración o enfermedad cardíaca y deben evaluarse a intervalos regulares para detectar dichas complicaciones. Esté atento a las complicaciones y comuníquese con su veterinario si surgen problemas. Sin embargo, los síntomas pueden estabilizarse después de seis meses en Golden Retriever.

 

Desafortunadamente, el pronóstico general es muy pobre en perros con distrofia muscular no inflamatoria. A menudo, su veterinario desalentará la cría del animal, debido a la naturaleza genética del trastorno.