Ataque al corazón en perros

Ataque al corazón en perros

Infarto de miocardio en perros
 

Al igual que en los seres humanos, un ataque al corazón (o infarto de miocardio) en los perros se produce cuando el flujo de sangre a una parte del miocardio (la pared muscular del corazón) se bloquea, causando la muerte prematura de una porción del miocardio. En general, esto se debe a la formación de un coágulo de sangre (o trombo) dentro de los vasos sanguíneos o el corazón.

 

Los ataques al corazón son raros en perros y gatos.

 

Síntomas y tipos
 

Debilidad
Letargo
Vomitando
Dificultad para respirar
Obesidad
Fiebre de bajo grado
Cojera
Aumento de la frecuencia cardíaca
Colapso
La muerte súbita
 

Causas
 

Aterosclerosis y enfermedad de la arteria coronaria
Síndrome nefrótico
Vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos)
Hipotiroidismo
Infección bacteriana
Tumor (es)
 

Diagnóstico
 

Deberá proporcionar un historial completo de la salud de su perro, incluidos el inicio y la naturaleza de los síntomas. El veterinario realizará un examen físico completo, prestando especial atención al sistema cardiovascular del perro. Se usarán varias pruebas de laboratorio, como el hemograma completo (CBC), el perfil bioquímico del hemocultivo y el análisis de orina, para ayudar a identificar la causa subyacente del ataque cardíaco.

 

Las pruebas de sangre pueden revelar un aumento en el número de glóbulos blancos (leucocitos), que a menudo se observan durante las infecciones. El perfil bioquímico, mientras tanto, puede mostrar niveles anormalmente altos de enzimas hepáticas o niveles anormalmente bajos de hormonas T3 y T4 (especialmente en perros con hipotiroidismo). La ecocardiografía es otra excelente herramienta utilizada para evaluar las anomalías cardíacas.

Tratamiento
 

El curso del tratamiento dependerá de la causa subyacente del ataque cardíaco y las complicaciones asociadas con el infarto de miocardio. El tratamiento inicial también implica el uso de medicamentos para disolver el trombo y restablecer el flujo sanguíneo a los músculos del corazón.

 

En casos severos, especialmente aquellos con ritmo cardíaco irregular, los perros serán hospitalizados hasta que se estabilicen.

 

Vivir y administrar
 

El pronóstico depende en gran medida del alcance y la duración del problema. Además del control regular de las pruebas cardíacas y de laboratorio durante el tratamiento, su veterinario recomendará restringir la actividad del perro durante y después del tratamiento.