¿Pueden los perros comer pomelo?

¿Pueden los perros comer pomelo?

Los sabores ayudan a los perros a saber qué alimentos comer y qué alimentos evitar. Aunque las papilas gustativas de los perros pueden alejarlos de la toronja, ¿debería convencerlos para que prueben la fruta agria? Sigue leyendo para aprender más sobre la toronja y tu perro.

¿El pomelo es bueno para los perros?
Los perros pueden comer carne de toronja. Pero la mayoría de los perros no serán tentados por el pomelo debido al sabor. Los perros pueden saborear sabores amargos, y no les gusta. Por lo general, siempre es negativo. Eso significa que su perro nunca puede probar la fruta, y eso está bien. Si su perro evita comer pomelo, podría ser lo mejor. La pulpa de pomelo es muy ácida y puede causar problemas digestivos a los perros.

¿Pueden los perros comer pomelo pelado?
Un perro puede comer carne de toronja, pero es mejor no obligarlo a comerlo. Comer toronja puede crearle problemas: excremento suelto, vómitos, etc. El ácido cítrico del pomelo es tan alto que puede deshacerse del sistema digestivo de su perro. Hay muchas otras frutas que puedes alimentar a tu perro. Pruebe rebanadas de manzana con las semillas eliminadas o puré de plátano en su lugar.

¿Por qué el pomelo puede ser un problema para los perros?
Hay algunas razones diferentes por las que los perros pueden tener una reacción adversa al pomelo. La corteza tiene aceites esenciales que son tóxicos para los perros. Además, la carne es muy ácida y, si bien puede gustarle el sabor agrio, los altos niveles de ácido cítrico pueden deshacerse del sistema digestivo de su perro. Es por eso que es mejor llamar a su veterinario si sospecha que su perro ha comido alguna parte de la cáscara de un pomelo o partes de la planta.

¿Qué deberían hacer los propietarios si los perros comen una toronja desatendida?
Si ve evidencia de que su perro comió toronja y no se preparó para él, lo mejor es llamar a su veterinario. Las cortezas de pomelo y las partes de plantas son tóxicas para los perros. La carne es muy ácida pero no es tóxica como la corteza, por lo que debe proporcionarle a su veterinario información específica; lo ayudará a saber cómo aconsejarte.

¿Hay algún cítrico que los perros puedan comer?
¡Absolutamente! No todos los cítricos son tan ácidos como el pomelo. Tu perro puede comer pequeñas cantidades de naranja y mandarina. Ofrezca a su perro una sección y vea si le gusta. Luego mira sus comportamientos. Si una rebanada no causa ningún trastorno digestivo, puede agregar estas frutas en su dieta. Recuerda que estas frutas son un placer. Mantenga la regla del 10% en mente. El tratamiento nunca debe ocupar más del 10% de la ingesta calórica diaria de su perro.