Remedios caseros para el estreñimiento en perros

Remedios caseros para el estreñimiento en perros

Si su amigo de cuatro patas no ha defecado en más de dos días o si se agacha, se agacha o grita cuando intenta hacer popó, entonces está sufriendo de estreñimiento.

El estreñimiento, que significa deposiciones difíciles, poco frecuentes o ausentes, es un problema muy común en los perros.

Otros signos reveladores de estreñimiento incluyen heces secas y duras e incluso pasar moco al tratar de defecar.

Hay muchas razones por las cuales un perro sufre de estreñimiento. Algunas causas comunes incluyen ingesta de fibra inadecuada, falta de ejercicio, sacos anales bloqueados, agrandamiento de la glándula prostática, obesidad, efectos secundarios de la medicación, deshidratación y problemas ortopédicos que causan dolor durante la defecación.

El estreñimiento también puede deberse a un vello enmarañado alrededor del ano por falta de acicalamiento, elementos ingeridos atrapados en el tracto intestinal, tumores en el ano o en el recto, traumatismos en la pelvis y ciertos trastornos neurológicos.

Este problema puede ocurrir en cualquier perro. Sin embargo, las mascotas mayores son más propensas a sufrir movimientos intestinales infrecuentes o difíciles que los más pequeños.

Si no se trata el estreñimiento de su perro, el colon puede llenarse con una cantidad de heces incómodamente grande, lo que puede causar esfuerzo improductivo, letargo, pérdida de apetito y vómitos.

Tratar con un perro estreñido puede ser difícil para cualquier amante de las mascotas. El perro se vuelve muy incómodo y el esfuerzo excesivo para defecar puede conducir a hemorroides caninas. Esto hace que sea aún más importante tratar a un perro constipado lo antes posible.

Si bien hay muchos medicamentos para el estreñimiento que su veterinario puede prescribir, también puede probar algunos remedios caseros simples y fáciles. Estos remedios proporcionarán un alivio rápido a su mascota y harán que las evacuaciones sean regulares.

 

Aquí están los mejores 10 remedios caseros para el estreñimiento en perros.

 

1. Calabaza
Alimentar a la calabaza con un perro estreñido es un remedio casero efectivo. El alto contenido de agua y fibra hará el truco y ayudará al perro a defecar.

La calabaza es especialmente rica en fibra soluble, que se disuelve en agua para formar un gel viscoso que recubre y alivia los intestinos irritados.

La mayoría de los perros aman el sabor y generalmente lo comen sin ningún problema. Puede alimentar puré de calabaza fresca casera o puré enlatado, 2 o 3 veces al día. La dosificación es la siguiente:

Para perros que pesen menos de 15 libras, dé 1 a 2 cucharaditas.
Para perros que pesen de 15 a 35 libras, dé 1 a 2 cucharadas.
Para perros que pesen 35 libras o más, de 2 a 5 cucharadas según el tamaño.
Nota: No alimente a su perro con relleno de pastel de calabaza, ya que contiene azúcares y especias.

 

2. Aloe Vera
Pequeñas cantidades de jugo de aloe vera también pueden proporcionar consuelo a un perro constipado. Esta suculenta planta tiene un efecto beneficioso sobre el funcionamiento digestivo y actúa como un limpiador de sistema natural.

Ayuda con la eliminación intestinal fácil sin causar ningún tipo de tensión.

El aloe vera siempre debe administrarse en forma de jugo a las mascotas.

Mezcle ½ cucharadita de jugo de aloe vera con comida regular para perros
Aliméntalo con tu mascota, dos veces al día.
Aumente la cantidad a 1 cucharada para perros grandes.

Nota: Como algunos perros pueden ser alérgicos al jugo de aloe vera, consulte a su veterinario antes de dárselo a su perro.

 

3. Yogurt
Agregar enzimas digestivas y probióticos a la dieta de su perro en forma de yogurt es otro gran remedio para el estreñimiento. El yogurt incluso puede ayudar con la indigestión.

Los probióticos en el yogurt aumentan la multiplicación de "buenas bacterias" en el tracto gastrointestinal. Esto a su vez ayuda a aumentar la fermentación del material digestivo, por lo que puede ser absorbido y pasar fácilmente a través del colon.

La cantidad de yogurt para darle a su perro todos los días es la siguiente:

Alimente de 1 a 2 cucharaditas a un perro pequeño.
Alimente de 1 a 2 cucharadas soperas a un perro de tamaño mediano.
Alimente de 2 a 4 cucharadas soperas a un perro grande.


4. Aceite de oliva o aceite de coco
Agregar aceite de oliva o de coco a la comida de su perro ayudará con la eliminación fácil a la mañana siguiente.

Estos aceites se consideran laxantes lubricantes, lo que proporciona un alivio rápido del estreñimiento.

Dependiendo del tamaño de su mascota, agregue ½ a 1 cucharada de aceite a la comida regular de su perro una vez al día. La regla general es dar 1 cucharadita por cada 10 libras de peso corporal.

Nota: No alimente con aceite a su mascota con demasiada frecuencia, ya que puede causar diarrea.

 

5. Ginger and Chicken Broth
Alimentar con jengibre casero y caldo de pollo a un perro constipado puede proporcionarle una gran comodidad.

En primer lugar, el jengibre ayuda a la salud digestiva y ayuda a mantener las deposiciones regulares. En segundo lugar, la grasa en el caldo de pollo funciona como un laxante para ayudar a mover las cosas.

Además, el caldo casero reduce el riesgo de deshidratación, lo que puede empeorar la afección.

Poner a hervir una olla de agua.
Agregue un par de cubos de caldo de pollo.
Agregue ¼ cucharadita de jengibre rallado.
Cocine hasta que los cubos se disuelvan.
Permita que el caldo se enfríe.
Sirva una pequeña cantidad de este caldo casero a su perro algunas veces al día.


Nota: siempre use pollo deshuesado cuando prepare comida para un perro enfermo.

 

6. Leche
Si su perro no es alérgico o no es sensible a la leche, puede desempeñar un papel clave en el tratamiento del estreñimiento.

La leche sirve como laxante canino y estimula la motilidad intestinal en cuestión de horas.

Ofrezca a su perro de ¼ a ½ taza de leche. Si su perro no vomita inmediatamente después de ser alimentado con leche, entonces aliméntelo de nuevo después de unas horas. Sirva leche no más de dos veces al día.

Nota: No le dé leche en exceso a su mascota, ya que puede provocar diarrea.

 

7. Salvado (trigo y avena)

Bran funciona como una medida preventiva cuando se agrega a la comida de su perro regularmente. Al ser alto en contenido de fibra, funciona como un laxante eficaz para mantener las cosas en movimiento y apoyar la eliminación fácil.

Agregue de ½ a 2 cucharaditas de salvado a la comida regular de su perro, dependiendo del tamaño de su perro. Se recomienda agregar salvado a la comida húmeda porque absorbe mucha agua.

Cuando un perro come salvado, lo hace beber más agua, lo que es bueno para aliviar el estreñimiento.

 

8. Higos

Los higos también son buenos para tratar el estreñimiento tanto en humanos como en perros. Son ricos en fibra y también agregan potasio a la dieta.

Remoje un par de higos secos en agua durante la noche.
A la mañana siguiente, tritúralos en una pasta.
Dele una pequeña cantidad de esta pasta a su perro una o dos veces al día durante unos días.


Nota: No le dé higos a su perro en exceso, ya que puede causar diarrea.

 

9. Hidratación adecuada

Para prevenir y tratar el estreñimiento en perros, una hidratación adecuada es imprescindible.

De hecho, una de las razones más comunes para el estreñimiento es la ingesta inadecuada de agua. Los perros que no beben suficiente agua tienden a tener estreñimiento de vez en cuando.

El colon absorbe cierta cantidad de agua antes de que los desechos se procesen en los intestinos. Por lo tanto, si el consumo de agua de su perro es bajo, las heces se volverán duras y secas, lo que provocará estreñimiento.

Siempre asegúrese de que su perro tenga acceso al agua dulce. Se recomienda cambiar el agua de su perro una vez al día. Además, evite una dieta alta en granos, ya que los granos no son procesados ​​fácilmente por el sistema digestivo de un perro.

Si es posible, invierta en una fuente de agua.

 

10. Ejercicio

Los perros sedentarios son más propensos al estreñimiento y otros problemas de salud que los perros que hacen ejercicio regularmente.

El ejercicio es importante para su mascota, ya que ayuda a aumentar la motilidad intestinal y promueve la eliminación saludable de los productos de desecho. El ejercicio incluso promueve la circulación sanguínea.

Para perros jóvenes, caminatas moderadas de 30 minutos dos veces al día se consideran un buen ejercicio.
Para perros mayores, pruebe dos caminatas cortas de 15 minutos cada día. Evite caminatas largas y cansadas para perros mayores.
Junto con caminar, asegúrese de pasar un tiempo en casa jugando con su perro.

 

Consejos adicionales

  • Puede darle a su perro un ablandador de heces u otro agente laxante después de consultar a su veterinario.
  • Aumente la fibra en la dieta de su mascota al alimentar a su perro con verduras frescas ralladas o hervidas, como zanahorias, chícharos y judías verdes. Siempre consulte a su veterinario antes de realizar cualquier cambio en la dieta de su perro o la administración de medicamentos.
  • No le dé laxantes humanos a su perro. Puede ser muy peligroso para los animales.
  • Si un perro tiene el pelo largo que se enreda en el ano, asegúrese de cortarlos. El pelo en el ano puede hacer que un perro evite defecar.
  • Permita que su perro frecuente oportunidades para defecar.
  • Si el estreñimiento se acompaña de vómitos, consulte a su veterinario de inmediato.