Malformación de columna vertebral en perros

Malformación de columna vertebral en perros

Inestabilidad atlantoaxial en perros  

La inestabilidad atlantoaxial es el resultado de una malformación en las dos primeras vértebras en el cuello de un animal. Esto provoca que la médula espinal se comprima y produzca dolor o incluso debilitación de la mascota. El trastorno es poco común en perros mayores y en razas más grandes de perros.

Generalmente se encuentra en razas de juguete más pequeñas. Para asegurar la mejor oportunidad posible para una recuperación completa, es importante tratar al animal una vez que se observa una ocurrencia o signo de angustia.  

La condición o enfermedad descrita en este artículo médico puede afectar tanto a perros como a gatos. 

Síntomas y tipos  

Los perros que sufren de inestabilidad atlantoaxial pueden colapsar con frecuencia o incluso sufrir parálisis, dependiendo de la gravedad de la lesión de la médula espinal. Muchos animales también presentan dolor severo en el cuello y la espalda y falta de deseo de hacer ejercicio.  

Causas  

La causa más común de inestabilidad atlantoaxial es una formación anormal de ligamentos en las vértebras del animal, que a menudo conduce a fracturas. La formación también puede ser consecuencia de un accidente, especialmente para perros más pequeños que saltan de estructuras altas.  

Diagnóstico  

El veterinario buscará signos de trauma, convulsiones, tumores (neoplasia), intolerancia al ejercicio grave y hernia de disco. Se puede tomar una radiografía o una radiografía de la columna vertebral del animal para ver si hay lesiones en el cuello o la columna vertebral. Además de las radiografías, se pueden usar tomografías computarizadas (tomografías computarizadas) para ver las estructuras de tejidos blandos en el cuello y la columna vertebral del perro.

Si el trastorno no se trata, a menudo conduce a un trauma agudo de la médula espinal, paro respiratorio y posible muerte.