Envenenamiento por zinc en perros

Envenenamiento por zinc en perros

Toxicidad de zinc en perros
 

El zinc es uno de los minerales más importantes para mantener un cuerpo sano, pero el exceso de zinc puede ser dañino y causar toxicidad. Más comúnmente conocida como toxicidad de zinc, se produce cuando los animales ingieren una cantidad exorbitante de materiales que contienen zinc. Aunque se informa principalmente en perros de razas pequeñas, la toxicidad del zinc puede afectar a perros de todos los tamaños.

 

Síntomas y tipos
 

-Falta de apetito
-Vómitos
-Diarrea
-Letargo
-Depresión
-Los niveles excesivos de hemoglobina en la sangre
-Niveles excesivos de hemoglobina en la orina
-Ictericia
-Heces de color naranja
 

Causas
 

Ingestión de materiales que contienen zinc, tales como:

 

-Nueces
-Pernos
-Uñas
-Juego de mesa
-Cremalleras
-Algunos juguetes
-Joyería
-Centavos
-Ciertas marcas de pastillas
-Algunas lociones
 

Diagnóstico
 

Su veterinario tomará un historial detallado de su perro, incluyendo cualquier incidente de ingestión de materiales inusuales que pueden haber precipitado los síntomas. Él o ella también realizará un examen físico completo en el animal. Las pruebas de laboratorio de rutina incluyen perfil bioquímico, electrolitos, análisis de orina y un conteo sanguíneo completo. El conteo sanguíneo completo puede revelar anemia debido a destrucciones de glóbulos rojos (RBC) relacionadas con zinc con posible formación de cuerpos de Heinz, o gránulos presentes en los glóbulos rojos. El conteo sanguíneo completo también puede revelar variaciones en la coloración de los glóbulos rojos conocida como policromasia.

 

El perfil bioquímico, mientras tanto, puede revelar niveles anormalmente altos de hemoglobina y bilirrubina en la sangre. Si el perfil bioquímico muestra alteraciones, como altos niveles de nitrógeno ureico en sangre, creatinina, enzimas hepáticas y enzimas pancreáticas, indicará insuficiencia orgánica múltiple, lo que no es una buena señal.

 

Al examinar la sangre de su perro, el veterinario también puede observar glóbulos rojos anormales con un inusual anillo oscuro que rodea un centro oscuro conocido como células diana; esto está asociado con la anemia.

 

Debido a la destrucción rápida de los glóbulos rojos, su veterinario administrará una prueba llamada volumen de células empaquetadas (PCV), que calculará la cantidad de glóbulos rojos viables. Esta prueba es importante para determinar si se requiere una transfusión de sangre.

 

Sin embargo, para confirmar el diagnóstico, su veterinario ordenará pruebas de laboratorio para medir los niveles de zinc en la sangre de su perro. Estas pruebas también pueden ayudar a evaluar el mecanismo de coagulación de la sangre de su perro, un indicador de la toxicidad del zinc. Además, los rayos X se utilizan a menudo para confirmar si su perro ha ingerido materiales que contienen zinc.

 

Tratamiento
 

Para evitar daños mayores, la eliminación del objeto es imprescindible. Para mantener los niveles de fluidos corporales y promover la micción, se inicia la terapia con líquidos por vía intravenosa. También se instituirán medicamentos para disminuir la acidez estomacal y promover la liberación de zinc. En caso de destrucción severa de sangre roja, pueden requerirse transfusiones de sangre.

 

Vivir y administrar
 

El tratamiento oportuno es crucial para salvar la vida de un perro con toxicidad por zinc. Se requerirán chequeos posteriores para monitorear la salud del paciente y evaluar el progreso de la terapia a través de pruebas de laboratorio.

 

A menudo, los niveles de zinc en la sangre caen rápidamente una vez que se elimina la fuente. Sin embargo, los perros con complicaciones graves como insuficiencia orgánica múltiple tienen pocas posibilidades de sobrevivir.