Actividad reducida del estómago en perros

Actividad reducida del estómago en perros

Estabilidad gástrica en perros  

Cuando se interrumpe el estómago en su operación normal, puede producirse una condición llamada estasis. La estasis es cuando el estómago reduce sus contracciones, e incluso puede dejar de funcionar por completo. Esto conduce a hinchazón y acumulación de gas en el estómago, lo que puede ser una condición incómoda para un animal. Las interrupciones en el funcionamiento del estómago de un perro pueden ser provocadas por varias condiciones.  

Síntomas y tipos  

Los principales síntomas de estasis en perros son:  

  • Dolor en el estomago (abdomen)
  • Hinchazón (distensión)
  • Ruidos de estruendo del estómago (borborhygmus)
  • Vomito
  • Disminucion del apetito
  • Pérdida de peso

  Causas  

Cuando el movimiento (motilidad) del estómago se ralentiza o se detiene, hay muchas cosas que considerar como posibles causas. Los problemas con el estómago en sí y su capacidad para contraer son causas raras de estasis, pero ocurren. Este tipo de problemas son poco comunes en animales jóvenes.  

Los signos y síntomas de estasis suelen ser el resultado de un problema subyacente que hace que el estómago deje de funcionar.

Tales problemas pueden incluir:  

  • Úlceras estomacales
  • Cáncer del estómago
  • Medicamentos
  • Estrés, dolor o trauma
  • Infección del estómago o los intestinos (gastritis, enteritis)
  • Obstrucciones o bloqueos en el estómago o el intestino
  • Cirugía que afecta el intestino o el estómago
  • Trastornos metabólicos del cuerpo (anemia, hipotiroidismo, acidosis)
  • Distensión y volteo del estómago (síndrome de dilatación-vólvulo gástrico o GDV) Esófago agrandado (megaesófago)  

Diagnóstico  

Su veterinario realizará pruebas de rutina para descartar cualquier posible causa de vómito. Las pruebas básicas incluyen un examen físico, hemograma completo (CBC), perfil de química sanguínea, análisis de orina, examen fecal y radiografías.

Si es necesario, se puede usar una técnica de imagen especial llamada estudio de contraste. Este estudio implicará darle al perro una dosis oral de material líquido (bario) que aparece en los rayos X. Las películas se toman en varias etapas para examinar el paso del bario a través del cuerpo.