Cáncer de garganta (condrosarcoma) en perros

Cáncer de garganta (condrosarcoma) en perros

Condrosarcoma de laringe y tráquea en perros
 

Un condrosarcoma es uno de varios tipos de tumores que pueden afectar la laringe y la tráquea de un perro. Este es un tumor diseminado relativamente raro y rápido que se origina en el cartílago, un tejido colágeno conectivo que se encuentra en todo el cuerpo.

Con el tiempo, este tipo de tumor progresa, involucrando agresivamente los tejidos circundantes. Al igual que con muchos sarcomas, el condrosarcoma de la laringe y la tráquea es más común en perros de mediana edad y mayores. Todas las razas están en riesgo, pero los machos a menudo tienen un riesgo levemente mayor que las hembras.

 

Síntomas y tipos
 

La mayoría de los síntomas están relacionados con la afectación de la laringe, la tráquea y los tejidos circundantes.

 

-Cambios en la voz
-Pérdida de corteza
-Respiración áspera y ruidosa
-Poca resistencia al ejercicio
-Dificultad en la respiración, el perro puede respirar con la boca abierta
-Ruidos fuertes mientras respira
-Membranas mucosas azuladas
-Colapso repentino
-Dificultad para ingerir alimentos
-Incapacidad para tragar
 

Causas
 

La causa exacta aún se desconoce.

 

Diagnóstico
 

Su veterinario tiene un historial médico completo que conduce a los síntomas de la enfermedad de su perro. El análisis bioquímico, el análisis de orina y el recuento de plaquetas. Los resultados son ocasionales en casos.

Los estudios radiográficos del cuello y el tórax pueden ser útiles para el diagnóstico, junto con técnicas de imágenes, como la resonancia magnética (RM) y la tomografía computarizada (TC). Otra técnica que su veterinario puede elegir es la broncoscopia, mediante el cual se inserta un dispositivo tubular en el cuerpo, en este caso a través de la boca y hacia abajo en la tráquea, de modo que se puede realizar un examen visual más detallado. Este tipo de instrumento también puede usarse para tomar una muestra de tejido para biopsia, aliviando la necesidad de una resección prequirúrgica más invasiva en el sitio.

También se pueden tomar muestras de líquido del área circundante, y las muestras de los ganglios linfáticos pueden mostrar una cantidad anormal de glóbulos blancos, ya que el sistema inmunitario reacciona al tumor canceroso.

Las radiografías del área muestran que tiene lugar la metástasis.

 

Tratamiento
 

Al ser de naturaleza agresiva y maligna, los condrosarcomas de la laringe y la tráquea suelen ser potencialmente mortales. Su veterinario debe extirpar el tejido tumoral y posiblemente el tejido circundante. Como este tumor puede afectar un sitio vital del cuerpo, la preservación de las funciones es muy importante. Su veterinario también trabaja para preservar las funciones laríngeas. La parte afectada de la tráquea puede eliminarse por completo por resección, y ambos extremos de la tráquea normal se suturarán juntos, un proceso denominado anastomosis. La radioterapia generalmente no es efectiva en pacientes con condrosarcoma de la laringe y la tráquea.

 

Vivir y administrar
 

Un perro que ha sido afectado por este tipo de cáncer puede sobrevivir durante unos meses, pero incluso después de un tratamiento exitoso, la duración de la vida de estos pacientes es bastante baja. La calidad de vida es otra cosa importante y muchos propietarios piden la eutanasia pacífica de sus perros en lugar de someterse a un estrés de la cirugía.

 

Un buen soporte nutricional es esencial en estos pacientes para garantizar el mantenimiento del peso corporal y la condición. Es importante monitorear la ingesta de alimentos y agua de su perro mientras se está recuperando. Después de la cirugía, es probable que su perro no tenga mucho apetito y no quiera comer ni beber en grandes cantidades. Puede ser necesario usar temporalmente un tubo de alimentación colocado directamente en el estómago para obtener toda la nutrición que necesita para recuperarse por completo. Su veterinario le mostrará cómo usar el tubo de alimentación correctamente y lo ayudará a establecer un horario de alimentación.

 

Después de la cirugía, debe esperar que su perro se sienta dolorido. Su veterinario le dará analgésicos para su perro para ayudar a minimizar las molestias, y tendrá que establecer un lugar en la casa donde su perro pueda descansar mucho y en silencio, lejos de otras mascotas, niños activos y entradas concurridas. Los viajes al aire libre para aliviar la vejiga y el intestino deben ser cortos y fáciles de manejar para su perro durante el período de recuperación. Usar analgésicos con precaución y todas las instrucciones cuidadosamente; uno de los accidentes más prevenibles con mascotas es la sobredosis de medicamentos.