Insuficiente producción de orina en perros

Insuficiente producción de orina en perros

Oliguria y Anuria en perros

  Oliguria es el término médico para una condición en la cual el cuerpo produce una cantidad anormalmente pequeña de orina, con una producción de orina de menos de 0.25 mililitros por kilogramo por hora.

Anuria es el término médico para una afección en la que el cuerpo no produce esencialmente orina, con una producción de orina inferior a 0,08 mililitros por kilogramo por hora.  

La oliguria fisiológica ocurre cuando los riñones de un perro limitan la pérdida de agua renal con el fin de preservar el equilibrio corporal y el equilibrio electrolítico.

La oliguria patológica es el resultado de una alteración grave de los tejidos del riñón, que puede ocurrir como resultado de una serie de factores. La anuria puede ser el resultado de una enfermedad renal u obstrucción del flujo urinario.  

Síntomas y tipos  

Generalmente, un síntoma clave de oliguria o anuria es una cantidad disminuida de orina que se produce y excreta. Los síntomas adicionales varían según el tipo de oliguria o anuria presente. Los signos de oliguria fisiológica incluyen deshidratación, membrana mucosa pálida, pulso débil, pulso rápido o irregular y antecedentes de pérdida de líquidos (por ejemplo, vómitos o diarrea excesivos).

Los signos de oliguria patológica generalmente incluyen antecedentes de enfermedad renal progresiva con síntomas como falta de apetito y pérdida de peso. Los síntomas de anuria pueden observarse durante un examen físico, con signos reveladores como infiltración de líquido en los tejidos que rodean el tracto urinario y dolor en el abdomen a la palpación.  

Causas  

Diversas afecciones pueden ser responsables de diferentes tipos de oliguria y anuria. La oliguria fisiológica puede ser ocasionada por hipoperfusión renal, que es causada por un bajo volumen o presión sanguínea, o hipertonía, una presión incrementada de fluidos en el cuerpo. La oliguria patológica generalmente se debe a insuficiencia renal aguda o enfermedad renal crónica.

La anuria puede ser el resultado de una obstrucción completa en el tracto urinario, una ruptura en la vía excretora urinaria o una insuficiencia renal grave.  

Varios factores de riesgo pueden aumentar las posibilidades de desarrollar oliguria o anuria, como deshidratación, presión arterial baja, enfermedad renal, enfermedad hepática, traumatismo, como un accidente automovilístico, diabetes azucarada y falla orgánica múltiple.  

Diagnóstico  

Los procedimientos clave de diagnóstico incluyen una uretrocistoscopia, que utiliza una herramienta de diagnóstico insertable para ver el interior del tracto urinario y la pared de la vejiga, y que puede proporcionar evidencia de obstrucción o ruptura del tracto urinario. Las pruebas adicionales pueden incluir análisis de orina, un electrocardiógrafo (ECG), radiografías de abdomen y ultrasonidos para descartar o confirmar la obstrucción urinaria.

 Tratamiento  

Oliguria y anuria son emergencias médicas que requieren tratamiento inmediato; si no se trata, estas condiciones pueden provocar la muerte en cuestión de horas o días. El tratamiento adecuado depende de la causa de la afección.

La hipoperfusión renal, si está presente, debe corregirse mediante la administración intravenosa (IV) de una solución salina normal o un líquido similar.

Después de corregir la hipoperfusión renal, se puede prescribir un medicamento diurético para estimular la producción y el flujo de orina. Si hay una obstrucción en el tracto urinario, como un crecimiento anormal de tejido en forma de una neoplasia (tumor), deberá eliminarse.  

En casos de oliguria primaria y anuria, el tratamiento se limita a tratar los síntomas y apoyar al paciente el tiempo suficiente para que se produzca alguna recuperación espontánea de la función renal. La eliminación de factores causales puede detener o ralentizar el daño renal adicional.

  Vivir y administrar  

Es esencial controlar el índice de flujo urinario de su perro para verificar si hay signos de progreso. Puede ser necesario un catéter urinario para determinar con precisión el volumen de orina, pero es importante colocar y limpiar los catéteres de forma adecuada para evitar el desarrollo de una infección bacteriana del tracto urinario. Su veterinario le aconsejará sobre la mejor manera de seguir adelante con este procedimiento si está prescrito.  

Prevención  

Debido al hecho de que hay una gran variedad de causas para oliguria y anuria, no hay un método específico de prevención que pueda sugerirse. Un estilo de vida generalmente saludable puede ser útil.