¿Puede mi perro comer mariscos?

¿Puede mi perro comer mariscos?

¡Sí! Los crustáceos y moluscos son una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos omega-3 y minerales esenciales como zinc, hierro y magnesio. La proteína ayuda a su mascota a mantener músculos saludables. Los Omega-3 impulsan todos los aspectos de la salud, disminuyen la inflamación y reducen el riesgo de enfermedad. El zinc promueve las articulaciones saludables, el hierro mantiene los niveles de energía y el magnesio ayuda a la absorción de otras vitaminas y minerales.

Los mariscos crudos pueden transportar parásitos intestinales, por lo que deben cocinarse primero. Las conchas pueden ser peligrosas, en particular para perros pequeños, y deben eliminarse antes de su consumo.

Sirviendo Ideas
Los perros pueden disfrutar de mariscos cocidos:

Como ingrediente en alimentos enlatados o secos
Como refrigerio o regalo especial