Anomalía de Pelger-Huët wn perros

Anomalía de Pelger-Huët wn perros

La anomalía de Pelger-Huët es un trastorno hereditario caracterizado por la hipogestión de neutrófilos (un tipo de glóbulo blanco), por lo que el núcleo de las células tiene solo dos átomos o ningún lóbulo. En su mayor parte, este es un desorden inofensivo que afecta a varias razas de perros, como el zorro americano, el pastor australiano y el basenji.

 

Síntomas y tipos
 

Hay dos tipos de este defecto benigno: heterocigoto y homocigoto. La versión heterocigótica es más común y se reconoce porque los neutrófilos maduros del perro se parecen a bandas (neutrófilos poco inmaduros) y metamielocitos (un antecedente de leucocitos granulares). La anomalía heterocigótica no se asocia con la inmunodeficiencia, con predisposición a la infección o con anomalías en la función de los leucocitos (glóbulos blancos). Por el contrario, la anomalía homocigótica suele ser letal en el útero. Los perros que sobreviven pueden tener leucocitos con núcleos redondos u ovales en un frotis de sangre manchado.

 

La anomalía heterocigótica y las anomalías esqueléticas, como el desarrollo anormal del cartílago y las mandíbulas acortadas, se informan en Samoyedos; sin embargo, no se ha confirmado de manera concluyente un enlace directo con la anomalía de Pelger-Huët.

 

Causas
 

Los estudios de crianza pueden limitar su transmisión a una autosómica dominante (no relacionada con el sexo) de la anomalía en los perros. Sin embargo, la transmisión autosómica dominante con penetración incompleta (carece de la expresión genética completa de la dominancia autosómica) ocurre en perros pastores australianos.

 

Diagnóstico
 

En la mayoría de los casos, los veterinarios descubren la anomalía en su caso de muerte mientras se realizan análisis de sangre de rutina. En un frotis de sangre teñida, es visible la hipoinmunización nuclear de neutrófilos, eosinófilos, basófilos y monocitos, por lo que el núcleo de las células solo tiene dos átomos o ningún lóbulo. La naturaleza hereditaria de la enfermedad se revela al examinar los frotis de sangre de padres y hermanos.

 

Tratamiento
 

No se requiere tratamiento, ya que existe una enfermedad asociada a la anomalía de Pelger-Huët.

 

Vivir y administrar
 

Si la cría es una preocupación, el asesoramiento genético puede ayudar a eliminar el rasgo de las generaciones futuras.