¿Pueden los perros comer melocotones?

¿Pueden los perros comer melocotones?

¿Cómo son los duraznos buenos para los perros?

Los melocotones están cargados con muchas vitaminas y minerales que son buenos para la salud de su perro. Contienen vitaminas A y C, y son bajas en calorías y altas en fibra.

Como fuente de antioxidantes, los melocotones pueden ayudar a prevenir el cáncer y estimular el sistema inmunológico. También ayudan a mejorar las funciones del hígado y los riñones. Siempre que los melocotones se sirvan adecuadamente y con moderación, son un refrigerio saludable que incluso puede usarse como una recompensa refrescante durante las sesiones de entrenamiento.

¿Cuándo son los melocotones malos para los perros?

El principal peligro para su perro cuando se trata de comer un melocotón es el hoyo. Los hoyos de los melocotones son muy duros, y si su perro intenta masticar uno, es probable que se dañen los dientes o las mandíbulas.

Un pozo de melocotón tragado puede presentar un peligro de asfixia o causar una obstrucción gastrointestinal peligrosa. Los bordes dentados de los huesos de durazno pueden causar daños a la boca o a los órganos internos. En resumen, su perro no debería estar expuesto a pozos de durazno. Si su perro logra tragar uno, busque signos de malestar gastrointestinal y contacte a su veterinario inmediatamente.

Hay un tema de menor preocupación con los hoyos de durazno que todavía vale la pena mencionar. Los hoyos de durazno contienen pequeñas cantidades de un compuesto de cianuro. Su perro tendría que consumir muchos melocotones antes de enfermarse por envenenamiento por cianuro, pero es solo otra razón por la que no vale la pena el riesgo de exponer a Su perro a ellos. Cuando se elimina el hoyo, los melocotones suelen estar bien para que los perros coman, aunque debe saber de dónde provienen los melocotones y lavarlos bien, ya que pueden contener pesticidas o herbicidas dañinos que podrían enfermar a su perro.

Además, evite los melocotones enlatados y los alimentos con sabor a melocotón, ya que generalmente están llenos de azúcar y otros productos químicos que son perjudiciales para los perros.

Comer demasiados melocotones puede provocar malestar gastrointestinal, vómitos y diarrea en los perros, y la fruta contiene algo de azúcar. Lo mejor es mantener los duraznos como un tratamiento a veces que se administra con moderación. Al igual que con cualquier alimento, existe una pequeña posibilidad de que su perro sea alérgico a los melocotones, que rara vez pueden provocar anafilaxis, una afección potencialmente mortal. Si su perro muestra signos de una reacción alérgica, incluyendo tos, estornudos, hinchazón, urticaria, dificultad para respirar u otros síntomas, deje de darle melocotones a su perro y consulte a su veterinario de inmediato.

¿Cómo debe alimentar melocotones a su perro?

 Siempre debe preguntarle a su veterinario antes de darle a su perro cualquier tipo de alimento humano. Algunos perros tienen condiciones médicas que podrían empeorar con los duraznos u otros alimentos, por lo que es mejor verificar antes de dárselos a su perro. También podrán decirle cuál es la cantidad adecuada de melocotones para alimentar a su perro individual en cada porción. Una vez que tenga el visto bueno del veterinario, asegúrese de seleccionar y preparar melocotones frescos que estén libres de moho y pudrición. Debe lavarlos a fondo para eliminar las toxinas, cortarlas en trozos manejables y quitar las fosas, así como los tallos u hojas que aún puedan estar presentes. Puede cortar la fruta en pequeños trozos para usar como recompensa motivacional durante el entrenamiento, mezclarlos con otros alimentos para obtener una dulce sorpresa o mezclarlos con otras frutas saludables en una ensalada de frutas o licuado. Nuevamente, pregúntele a su veterinario antes de alimentar a su perro con otras frutas o alimentos humanos.