Los 10 signos de cáncer en los perros

Los 10 signos de cáncer en los perros

¿Qué es el cáncer?

 El cáncer es una enfermedad donde las células crecen fuera de control, invaden el tejido circundante y pueden diseminarse (metástasis). Al igual que en los humanos, el cáncer puede tomar muchas formas en los perros. La enfermedad puede ser localizada (en un área) o generalizada (diseminada por todo el cuerpo).

El cáncer se considera multifactorial, lo que significa que no tiene una causa única conocida, pero se cree que la herencia y el medio ambiente son factores.

Los tipos más comunes de cáncer canino incluyen:

  • Hemangiosarcoma.
  • Linfoma.
  • Histiocitosis maligna.
  • Cáncer mamario.
  • Tumores de Células Mástiles.
  • Melanoma.
  • Osteosarcoma.
  • Cancer de prostata.
  • Carcinoma de células de transición.

Atrápelo temprano

Si bien el cáncer canino se puede tratar (con un éxito variable) mediante cirugía, quimioterapia, radiación e inmunoterapia, lo mejor que se puede hacer es detectar la enfermedad en sus etapas iniciales, antes de que se propague.

La detección temprana es fundamental para el éxito del tratamiento y la recuperación. Una de las maneras más comunes en que los dueños de perros detectan el cáncer es encontrando un bulto o una masa en su perro (el perro generalmente no está molesto por el bulto). Pero es importante aclarar, solo porque encuentre un bulto, no significa que sea cáncer. Aún así, un veterinario debe investigar cualquier bulto lo antes posible.

Síntomas para detectar

Investigaciones dicen que hay 10 señales de advertencia de que su perro podría tener cáncer:

  • Hinchazones anormales que persisten o continúan creciendo.
  • Llagas que no sanan.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida de apetito.
  • Sangrado o secreción de cualquier abertura del cuerpo.
  • Olor ofensivo.
  • Dificultad para comer o tragar.
  • Vacilación al ejercicio o pérdida de resistencia.
  • Cojera persistente o rigidez.
  • Dificultad para respirar, orinar o defecar.

Si encuentra un bulto o su perro tiene cualquiera de los otros síntomas anteriores, no se demore en que sea investigado por el veterinario de su familia. Si se confirma que su perro tiene cáncer, se aconseja obtener una segunda opinión, posiblemente por un oncólogo veterinario certificado por la junta, para analizar sus opciones.

Algunos cánceres se pueden curar con uno o una combinación de tratamientos, pero lamentablemente, muchos no pueden y simplemente retrasan lo inevitable. Algunos dueños de mascotas optan por no recibir el tratamiento por completo y, en cambio, ayudan a sus perros con el tratamiento del dolor (cuidados paliativos) a lo largo del curso de la enfermedad.

Prevención de cáncer

Si bien no todos los cánceres se pueden prevenir, ciertos pasos que los dueños de mascotas pueden tomar para ayudar a sus perros a reducir el riesgo de desarrollarlo. Por ejemplo, tener a su perro esterilizado o castrado a una edad temprana puede ayudar a prevenir cánceres reproductivos. Algunos expertos veterinarios recomiendan darle a su perro antioxidantes en forma de suplemento como las vitaminas A, C, E, beta caroteno, licopeno y el mineral de selenio para ayudar a prevenir el cáncer. También se cree que la nutrición y el ejercicio saludables ayudan a prevenir el desarrollo del cáncer. El resultado final: la conciencia de los síntomas del cáncer y la acción rápida son clave para darle a su perro la mejor oportunidad de supervivencia.