Cáncer de boca (adenocarcinoma) en perros

Cáncer de boca (adenocarcinoma) en perros

Adenocarcinoma de glándula salival en perros
 

Las glándulas salivales producen y secretan saliva para ayudar en la lubricación y mejorar la solubilidad de los alimentos, un componente esencial del proceso digestivo. Hay cuatro glándulas salivales principales, que incluyen la glándula mandibular, sublingual, parótida y cigomática. El adenocarcinoma puede afectar cualquiera de estas glándulas salivales, pero la glándula más comúnmente afectada en los perros es la glándula mandibular.

 

El adenocarcinoma se caracteriza por originarse en el tejido glandular y, al igual que otros carcinomas, puede ser especialmente maligno y diseminarse rápidamente por todo el cuerpo. Generalmente es un tumor localmente invasivo, pero también puede hacer metástasis e invadir otras partes y órganos distantes del cuerpo. Al igual que otros adenocarcinomas, el adenocarcinoma de glándula salival se encuentra generalmente en animales más viejos, alrededor de los 10-12 años de edad.

 

Síntomas y tipos
 

Los síntomas del adenocarcinoma de las glándulas salivales dependen del tipo de glándula salival que se ve afectada. Los siguientes son algunos de los síntomas comunes relacionados con el adenocarcinoma de glándula salival:

 

-Hinchazón indolora de la parte superior del cuello, la base de la oreja o el -labio superior
-Halitosis (aliento fétido)
-Babeo
-Pérdida de peso
-Poco apetito
-Disfagia (dificultad para tragar)
-Exoftalmos (protrusión del ojo)
-Estornudando
-Disfonía (ronquera)
 

Causas
 

La causa exacta aún se desconoce.

 

Diagnóstico
 

Su veterinario tiene un examen físico completo de su mascota, teniendo en cuenta el historial de los síntomas. Se realizó análisis de sangre, perfiles bioquímicos y análisis de orina, aunque los resultados a menudo regresan de forma normal con esta enfermedad. Las radiografías de las áreas y los cerros pueden revelar información importante sobre la naturaleza y el alcance del problema. También se pueden realizar radiografías de otras regiones para ver si el tumor ha hecho metástasis en estas regiones del cuerpo, y procedimientos más refinados, como la biopsia de tejidos, así como también un diagnóstico confirmatorio.

 

 

Tratamiento
 

Desafortunadamente, no hay ningún tratamiento definitivo disponible para el adenocarcinoma de las glándulas salivales en perros. A menudo se recomienda la cirugía para extirpar y extirpar el tumor junto con el tejido adyacente normal. Después de la cirugía, su perro puede ser recomendado para radioterapia para lograr el control local y la supervivencia a largo plazo. Aún no ha habido ningún agente quimioterapéutico para el adenocarcinoma de glándula salival. Se pueden requerir múltiples cirugías junto con las sesiones de radioterapia posteriores.

 

Vivir y administrar
 

Es posible que los pacientes que han tenido alguna vez una cirugía se tomen para evaluar veterinaria cada tres meses. La cirugía combinada con radioterapia puede mejorar el tiempo de supervivencia durante varios meses en perros. Puede mejorar la calidad de vida de su perro durante este período manteniendo el estrés al mínimo y manteniendo su perro lo más rápido posible para minimizar el dolor y otras complicaciones asociadas. Su perro tiene una atención especial en la nutrición y control del dolor. Su veterinario lo guiará en la planificación de las comidas y en la elección de los mejores remedios para el control del dolor.