Cómo beben los perros

Cómo beben los perros

Ver a su perro beber de su plato es entrañable. A las personas les gusta escuchar los sonidos estridentes y no les importa cuando el agua se vierte sobre los lados del tazón y sobre el piso.

Muchos científicos tenían curiosidad acerca de cómo los perros beben agua, y recientemente estudiaron los hábitos de consumo de una serie de diferentes razas y tamaños de perros. En los estudios revelan que los gatos y los perros tienen las mejillas incompletas, lo que les permite abrir la boca para asestar golpes asesinos. Sin embargo, esas mejillas hacen que beber por succión sea imposible.

Los humanos tienen las mejillas completas, lo que les permite chupar agua en las bocas. Los gatos, sin embargo, carecen de succión; beben usando un proceso doble de entrada y salida de agua donde un gato coloca su lengua suavemente sobre la superficie del agua y luego la retira rápidamente para crear una columna de agua debajo de su lengua retráctil.

Cuando se comenzó este proyecto, se pensaba que los perros bebían de manera similar a los gatos, pero resulta que es diferente, porque los perros golpean con la lengua en la superficie del agua, hacen un montón de salpicaduras, pero un gato nunca hace eso.

Usando cámaras para observar de cerca cómo bebe un perro, se descubrió que el movimiento rápido de lamer agua, que según es cinco veces mayor que la gravedad, crea columnas de agua, lo que permite que el agua entre en la boca del perro, también se encontró que los perros más grandes, debido al tamaño de sus lenguas, aumentan la cantidad de agua que reciben. Cuanto más grande es el perro, también significa más salpicaduras.