¿Puede mi perro comer cerdo?

¿Puede mi perro comer cerdo?

Tal vez. El cerdo puede ser una gran fuente de proteínas y grasas saludables en la dieta de tu perro. La comida para perros que se vende en tiendas y que anuncia carne de cerdo es una excelente opción si le gusta a su perro y, por supuesto, le proporciona los otros nutrientes y vitaminas que su perro necesita.

Sin embargo, los restos de la mesa de cerdo están donde puede ser complicado. Muchos productos de cerdo son altos en grasa y sodio. Demasiadas golosinas grasas pueden poner a su perro en riesgo de obesidad y enfermedades relacionadas con el corazón. Limite las golosinas de cerdo a algunos bocados solo en ocasiones y su perro debería estar bien.

Algunos perros son sensibles a los alimentos grasos, así que asegúrese de que su perro esté bien después de darle productos de cerdo. Si su perro vomita, llame inmediatamente a su veterinario y evite la carne de cerdo en el futuro.

Omitir huesos de cerdo y cerdo crudo
Una tabla que debes evitar siempre es huesos de cerdo. Cocinarlos hace que los huesos sean más blandos y más propensos a astillarse, y los huesos crudos de cerdo pueden contener salmonella y otras bacterias dañinas. Pueden triturar cuando los perros los mastican, lo que puede provocar que se ahogue o rasgue la boca, la garganta o los intestinos o que creen obstrucciones en sus intestinos.

Si su perro se come un hueso de cerdo y muestra signos de estreñimiento o enfermedad, llame inmediatamente a su veterinario.

Además, evite el cerdo crudo. Siempre asegúrate de que el cerdo esté bien cocido, ya que el cerdo crudo y poco cocido puede enfermar a tu perro.