Mudarse con tu gato

Mudarse con tu gato

Mudarse con tu gato

Mudarse con su gato puede ser estresante para todas las partes. Algunos gatos se mueven con calma, pero muchos tienen dificultades para instalarse en un nuevo hogar. Si su gato vive adentro o afuera, prepararlo para la mudanza y lidiar con los primeros días en el nuevo hogar puede ser muy importante.

La interrupción dentro de la casa, que representa el territorio de origen del gato, puede ser muy angustiante. El día del traslado, confina a tu gato a una habitación segura con comida, agua y una caja de arena para evitar que se escape durante el proceso de mudanza. Los gatos deben viajar en un transportista para el viaje al nuevo hogar.

Una vez que llegue a su nuevo hogar, trate de desempaquetar por completo y configurar al menos una habitación antes de llevar a su gato a la casa. Esto asegurará un entorno lo más estable posible para su gato. La habitación debe tener algunos muebles que le resulten familiares a su gato, así como la ropa de cama y los platos de comida de su gato. Agregar un aroma facial felino sintético a la habitación puede ser útil. A su gato no se le debe permitir el acceso a las habitaciones con cajas de embalaje, que proporcionan un lugar conveniente, pero posiblemente peligroso escondite.

El tiempo que le toma a un gato adaptarse a un nuevo hogar varía, porque cada gato reacciona de manera diferente. La mayoría de los gatos comienzan a relajarse unos días después de mudarse, pero algunos pueden tardar semanas en adaptarse a su nuevo entorno. Una estrategia importante para enfrentar a los gatos cuando se enfrentan a un nuevo desafío es esconderse, y aunque puedes alentar a tu gato a salir y explorar o socializar, es importante resistir la tentación de sacar a tu gato de sus escondites. Debe consultar a su veterinario si su gato no muestra signos de ajuste o si se niega a comer durante unos días.

Lo mejor es restringir a su gato a la nueva casa por un par de semanas antes de dejarlo afuera. Los gatos viven en un mundo orientado a los aromas, y encuentran su camino de un lugar a otro siguiendo los gradientes aromáticos. Por lo tanto, los gatos generalmente regresan a casa a donde su señal de olor es más fuerte, siempre que no haya un fuerte temor o ansiedad asociados con el nuevo hogar.

Una gran preocupación con los gatos al aire libre es el posible conflicto con otros gatos al aire libre en el nuevo vecindario. Si es posible, es útil elaborar un sistema de "tiempo compartido" con otros dueños de gatos durante la primera semana más o menos. Esto permite al recién llegado explorar sin riesgo de ataque y dejar algunas señales de olor para que los gatos residentes lean, allanando el camino para los primeros encuentros cara a cara.

Q & A

¿Cómo debo preparar mi gato para la mudanza?

El día del traslado, confina a tu gato en una habitación segura y familiar con comida, agua y una caja de arena. También asegúrese de tener a mano un portador de gatos para asegurar un viaje seguro a la nueva casa.

¿Qué tal cuando lleguemos a nuestro nuevo hogar?

Intente facilitar la transición configurando al menos una habitación con muebles familiares, ropa de cama, cuencos de comida / agua y arena higiénica antes de llevar a su gato a la casa. No se debe permitir el acceso de su gato a las habitaciones con cajas de embalaje, ya que ofrecen un lugar conveniente, pero posiblemente peligroso, para esconderse.

¿Cuánto tiempo llevará mi gato adaptarse a la nueva casa?

La mayoría de los gatos comienzan a relajarse unos días después de mudarse, pero algunos pueden tardar semanas en adaptarse a su nuevo entorno. Consulte a su veterinario si su gato no muestra signos de ajuste o si se niega a comer durante varios días.