Cómo diagnosticar que tu perro tiene un diente abollado

Cómo diagnosticar que tu perro tiene un diente abollado

El cuidado dental es una parte fundamental para mantener la salud general de su perro. A menudo se pasan por alto las enfermedades de los dientes y la boca, a pesar de ser uno de los problemas de salud más comunes en los perros, según el Hospital Veterinario Garras y Patas. Los dientes absortos y otras afecciones dentales graves se desarrollan durante meses o años, particularmente cuando se descuida la higiene dental. Los abscesos son crecimientos causados ​​por colonias de bacterias que se deslizan entre las grietas de los dientes de su perro. Estos crecimientos bacterianos son dolorosos y eventualmente destruirán los dientes de su mascota de las raíces a menos que sean tratados.

Paso 1

Controle los hábitos alimenticios de su perro cuando lo alimente. Los dientes absortos obligan a su perro a masticar su comida lentamente, o solo en un lado de su boca, para evitar presionar las secciones inflamadas de sus encías. También puede dejar caer trozos de comida durante su comida cuando trata de masticar con el lado sensible de su boca. Los hábitos alimenticios inusuales por sí solos no significan necesariamente que su perro requiera atención médica inmediata, pero es uno de los pocos signos aparentes de dientes abscesados.

Paso 2

Observe a su perro cuidadosamente durante todo el día, mientras duerme, juega e interactúa con sus juguetes. Si se aleja de los juguetes masticables, o si con frecuencia le toca la cara, es una señal de que puede tener un dolor dental severo, que podría ser causado por un diente con absceso, de acuerdo con Michigan Ave Animal Hospital. Los perros con problemas dentales también pueden evitar cualquier contacto con la cabeza, incluso si son normalmente cariñosos. Los abscesos dentales también pueden causar problemas en el ojo del perro o hacer que su aliento sea especialmente sucio.

Paso 3

Póngase un par de guantes estériles limpios y desechables y separe suavemente los labios de su perro. Deténgase inmediatamente si el perro gime o se vuelve agresivo. Si su perro le permite abrir la boca, observe las encías en busca de áreas hinchadas o de un color más oscuro que el tejido circundante. La inflamación de un absceso se desarrolla alrededor de la base del diente afectado, pero también puede inflamar una gran parte de las encías del perro alrededor del diente.

Paso 4

Póngase en contacto con su centro médico de animales local si no está seguro si su perro muestra los síntomas de abscesos dentales. Si bien esta condición rara vez constituye una emergencia, es importante que un especialista examine a su perro lo antes posible para determinar el mejor método de tratamiento. Existen varios tratamientos para los abscesos, dependiendo de la gravedad. Otros procedimientos dentales y antibióticos también se usan para tratar estas infecciones.