Inflamación de los tejidos blandos en la boca en los perros

Inflamación de los tejidos blandos en la boca en los perros

Estomatitis en perros
 

La estomatitis es la afección en la que los tejidos blandos de la boca de un animal, como las encías y la lengua, se irritan e inflaman. Puede convertirse en un problema importante si las bacterias o una infección ingresan al torrente sanguíneo del perro. Las opciones de tratamiento están disponibles y el pronóstico es positivo para los animales que padecen esta afección médica.

 

Síntomas y tipos
 

Los síntomas o signos comunes de la estomatitis pueden incluir:

 

-Dolor
-Mal aliento
-Tejidos ulcerados
-Placa extensiva de los dientes
-Exceso de babeo o saliva
-Acumulación de líquido en las encías
 

Los principales tipos de inflamación son:

 

-Estomatitis ulcerosa: esta afección ocurre cuando una cantidad importante de tejido de las encías se pierde en la boca de un perro, y con frecuencia se acompaña de inflamación de los tejidos orales.
-Granuloma Eosinófilo Oral: Esta condición ocurre cuando hay una masa o crecimiento en la boca del perro.
-Hiperplasia gingival: esta afección ocurre cuando el tejido de las encías aumenta de tamaño.
Plasmocítico Lypohocytic: Esta condición se caracteriza por la presencia de células plasmáticas y linfocitos en la boca; cada uno es un tipo de glóbulos blancos.
 

Causas
 

En los cachorros, la inflamación puede ocurrir a medida que los dientes se llenan de gente en la boca. También se sabe que varios trastornos metabólicos causan esta inflamación, incluyendo una cantidad anormal de productos de desecho en el torrente sanguíneo, inflamación de los vasos sanguíneos en la boca (común con la diabetes), niveles inadecuados de la hormona (llamada paratiroides) y linfoma. Las enfermedades infecciosas y las lesiones en la boca también pueden causar la inflamación.

 

 

Diagnóstico
 

Un veterinario examinará la boca del perro en busca de lesiones, caries dental, placa y otros signos notables que pueden estar causando la inflamación. Además, el análisis de sangre de laboratorio generalmente se realizará para descartar cualquier otra condición médica subyacente a la inflamación.

 

Tratamiento
 

Los antibióticos han demostrado ser eficaces para reducir la inflamación de la cavidad oral de un perro. En algunos casos, los dientes deberán extirparse quirúrgicamente para reducir la inflamación. La limpieza de los dientes y la salud oral y dental también deberían garantizar una recuperación rápida y buena salud del perro.

 

Prevención
 

Para prevenir la inflamación, su veterinario puede recomendar que enjuague o cepille la boca de su perro. También hay algunos ungüentos tópicos que pueden usarse para reducir o prevenir la inflamación de las encías del perro.