Estrechamiento de válvula cardíaca (mitral y tricúspide) en perros

Estrechamiento de válvula cardíaca (mitral y tricúspide) en perros

Estenosis valvular ventriculoventricular en perros

Las válvulas que se comunican entre las aurículas y los ventrículos, las cuatro cámaras del corazón, son las válvulas auriculoventriculares. Las dos cámaras superiores del corazón son las aurículas, y las dos cámaras inferiores del corazón son los ventrículos. La válvula mitral se comunica entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo , y la válvula tricúspide se comunica entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho.

 

Las anomalías en la válvula mitral, a la izquierda, afectan el flujo sanguíneo a los pulmones. La válvula tricúspide, en el lado derecho del corazón, es responsable del flujo sanguíneo al cuerpo. Las anomalías que se ven aquí producen un flujo sanguíneo deficiente en todo el cuerpo.

 

La estenosis (estrechamiento) de estas válvulas puede ocurrir debido a que las válvulas están malformadas desde el nacimiento, infección bacteriana del músculo cardíaco o cáncer del corazón. La estenosis de estas válvulas hace que las válvulas tengan fugas, aumentando el gradiente de presión diastólica entre la aurícula y el ventrículo (el gradiente de presión es el período en que las cámaras del corazón se dilatan y se llenan de sangre; la diástole de los ventrículos sigue la diástole de las aurículas) .

 

El estrechamiento de la válvula mitral puede causar presión arterial alta en los pulmones, dificultad para respirar mientras hace ejercicio y tos. La estenosis de la válvula mitral se observa con más frecuencia en las razas de Newfoundland y Bull Terrier.

 

La estenosis de la válvula tricúspide puede provocar hinchazón de las patas y las patas. Se puede ver un hígado agrandado en las imágenes radiográficas . La estenosis de la válvula tricúspide se observa con mayor frecuencia en los perros pastores ingleses y en los perros perdigueros de Labrador .

 

La estenosis de la válvula mitral y tricúspide puede provocar insuficiencia cardíaca congestiva (ICC).

 

Síntomas y tipos


-Intolerancia al ejercicio
-Desmayo ( síncope )
-Problemas para respirar mientras hace ejercicio
-Tos (estrechamiento de la válvula mitral)
-Color de piel pálido o azulado (cianosis)
-Fluido en el abdomen, hinchazón (estenosis de la válvula tricúspide)
-Retraso en el crecimiento
-Escupiendo sangre

Causas

Hay una variedad de causas que estrechan las válvulas cardíacas de un perro, muchas de las cuales dependen del tipo de estenosis de la válvula. La estenosis de la válvula mitral, por ejemplo, es congénita y afecta comúnmente a Bull Terriers y Newfoundlands. La estenosis de la válvula tricúspide, por su parte, a menudo afecta a perros pastor de ovejas y perros perdigueros de labrador inglés, y también es de naturaleza congénita. Además, ambos se diagnostican generalmente a una edad temprana.

 

Otros factores que pueden conducir al estrechamiento de las válvulas de Hart incluyen el cáncer del corazón y la infección bacteriana del músculo cardíaco.

 

Diagnóstico

Deberá proporcionar un historial completo de la salud de su perro y el inicio de los síntomas, incluida cualquier información que tenga en la línea familiar de su perro. Se realizará un perfil sanguíneo completo, que incluirá un perfil de sangre química, un conteo sanguíneo completo y un análisis de orina . Los resultados de estas pruebas generalmente devuelven niveles normales. Con base en los síntomas aparentes y los resultados del examen físico inicial, su veterinario debe poder reducir la causa hasta qué tipo de enfermedad de la válvula cardíaca está presente. Esto deberá ser confirmado con más pruebas.

 

Para fines de diagnóstico, su veterinario deberá ver el corazón utilizando herramientas de imágenes. Los rayos X pueden ayudar a su veterinario a determinar si hay una dilatación de las válvulas o la aurícula a cada lado del corazón, y la ecocardiografía mostrará dilatación auricular y posiblemente un flujo anormal de sangre a través del corazón. Las lecturas del electrocardiógrafo también pueden ayudar a su médico a determinar si el funcionamiento eléctrico del corazón se ve afectado. Un ritmo anormal y la medición exacta de la anomalía pueden ser de gran ayuda para determinar qué lado del corazón se ve más afectado.

 

Su médico también puede usar un método de diagnóstico llamado angiografía, que utiliza imágenes por rayos X junto con un agente de contraste radioopaco (colorante) que se inyecta en los vasos sanguíneos. Este colorante permite visualizar los vasos internamente y evaluar el flujo de sangre a través del corazón y los vasos circundantes.

 

En raras ocasiones, un veterinario también puede querer verificar las disparidades de presión dentro del corazón (intracardíaca) y dentro de los vasos (intravascular) mediante un cateterismo, un proceso llamado cateterismo cardíaco. Este método también se puede usar para la inyección de agentes de contraste, para tomar una muestra para biopsia , si se sospecha cáncer, y para evaluar la gravedad de la enfermedad.

 

 

Tratamiento

La medicina es esencial para tratar los trastornos de las válvulas cardíacas. Los diuréticos pueden usarse para reducir la retención de líquidos, pero otros medicamentos de elección se basarán en el diagnóstico final. Si bien es posible reemplazar o reparar quirúrgicamente válvulas dañadas, es costoso y tiene una disponibilidad limitada. Un tratamiento alternativo a la cirugía es un método llamado valvuloplastia con balón, que puede ser realizado por un especialista después de una referencia de su veterinario. La hospitalización de cuidados intensivos será necesaria para el tratamiento médico de su perro si padece insuficiencia cardíaca congestiva.

 

Vivir y administrar

Su perro deberá ser revisado cada tres meses o más para ver si hay signos constantes de insuficiencia cardíaca crónica y para ajustar el tratamiento en consecuencia. Las radiografías de tórax, un electrocardiograma (EKG - para medir la actividad eléctrica del corazón) y la ecocardiografía muy probablemente se realizarán en las citas de seguimiento.

 

Su veterinario discutirá las precauciones y el tratamiento en el hogar con usted, pero en general, los perros que son diagnosticados con AVD deben restringirse a una dieta baja en sal y el ejercicio debe ser restringido.

 

Debido a que esta es una enfermedad genéticamente basada, si a su perro se le diagnostica, su veterinario le aconsejará enfáticamente que no críe a su perro. Se indica esterilización o castración.