Los 3 principales mitos de eliminación de garrapatas

Los 3 principales mitos de eliminación de garrapatas

Cuando se trata de eliminar las garrapatas de las mascotas, hay varios mitos que han resistido la prueba del tiempo y se han transmitido de generación en generación. Ahora es el momento de aclarar los hechos. Estos son los tres mejores métodos que NO debes usar:

  1. Quema la garrapata con un fósforo.
    El sentido común debería decirle que poner una cerilla cerca del pelo o la piel de su mascota no es una buena idea.
  2. Sofoque o ahogue la garrapata con vaselina (vaselina), jabón líquido, queroseno o esmalte de uñas.
    Las garrapatas se sumergen en la cabeza de su mascota primero, por lo que tratar de ahogarlas o ahogarlas no funcionará, pero podría causar irritación en la piel de su mascota.
  3. Gire la garrapata hacia la izquierda para desenroscarla.
    Esto no es recomendable, y podría causar que la cabeza permanezca en la piel de su mascota. Si eso sucede, finalmente se caerá.

Todos los métodos anteriores no solo son la forma incorrecta de eliminar una garrapata, sino que son innecesarios y potencialmente peligrosos. ¡Un par de pinzas con punta de aguja es la clave! El mejor método es agarrar rápidamente la cabeza de la garrapata cerca de la piel y sacarla suavemente sin retorcerla o sacudirla.