Mascotas y cáncer de pulmón

Mascotas y cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es una enfermedad devastadora que destruye los pulmones. En los humanos, se ve con mayor frecuencia en personas que fuman o que han estado fumando durante largos períodos de tiempo. Las mascotas están viendo un aumento en el cáncer de pulmón diagnosticado. Según la Dra. Erika de Papp, la mascota promedio con cáncer de pulmón tiende a tener 11 años y los perros son más propensos que los gatos.

Síntomas

Papp dice que las mascotas que muestran tos prolongada, pérdida de peso, dificultad para respirar y falta de energía deben ser evaluadas para detectar cáncer de pulmón. Otros síntomas pueden incluir falta de apetito o tos con sangre. Cada uno de estos síntomas podría ser causado por otras afecciones. Solo un veterinario entrenado puede realizar las pruebas necesarias para determinar si la afección es cáncer de pulmón u otra cosa.

Diagnóstico

Un veterinario debe realizar pruebas para diagnosticar el cáncer de pulmón de mascotas. Estas pruebas incluyen análisis de sangre completos, análisis de orina, historial médico completo que incluye los patrones de tabaquismo del propietario, radiografías y posiblemente un ultrasonido abdominal. Si se encuentra una masa, el veterinario realizará una biopsia del tumor.

Tratamiento

Según Papp, la cirugía es el tratamiento principal para el cáncer de pulmón. Si la mascota muestra cáncer en una sola sección del pulmón, ese lóbulo puede ser eliminado, deteniendo la progresión de la enfermedad. Si se demuestra que el cáncer está más extendido, el tratamiento de elección es la eliminación de los tumores primarios y un seguimiento de la quimioterapia. Si no se recomienda la cirugía debido a la gran cantidad de tumores, la quimioterapia se puede utilizar para prolongar la vida útil de la mascota, pero no se ha demostrado que tenga un gran efecto sobre el cáncer de pulmón.

Pronóstico

Si el cáncer de pulmón se detecta temprano en las mascotas, el pronóstico generalmente es bueno. La extirpación del lóbulo pulmonar afectado suele ser todo lo que se necesita para garantizar una vida sana y de alta calidad para la mascota. Si la afección se propaga, el pronóstico disminuye drásticamente. El cáncer de pulmón generalizado es una enfermedad terminal con tratamientos de apoyo como única opción.

Prevención

Mantenga el aire en el hogar lo más limpio posible para evitar el cáncer de pulmón en las mascotas. Los perros que viven en entornos urbanos son más propensos al cáncer de pulmón que las mascotas que pertenecen a los fumadores. Proporcionar a la mascota aire limpio ya sea a través de la exposición rural o del aire filtrado es el mejor método para prevenir el cáncer de pulmón.