El Alaskan Klee Kai

Hechos rápidos
Peso: 20 - 23 libras
Altura: 15 - 17 pulgadas
El Alaskan Klee Kai tiene un marco ligero y compacto cubierto por un abrigo bien peinado que viene en casi cualquier color. Su cabeza ligeramente redondeada y en forma de cuña tiene orejas triangulares que se abren hacia adelante, ojos almendrados y una máscara facial distintiva. Su cuello arqueado y la espalda recta lleva a colas tupidas. En general, el Alaskan Klee Kai tiene un aspecto equilibrado y bien desarrollado.

Rasgos
Independiente
Dócil
Curioso
Activo
Protector
Compañero humano ideal
Solteros activos
Familias con niños mayores
Tipos de actividades al aire libre
Habitantes del clima frío

Cómo son para vivir
El Alaskan Klee Kai se parece mucho a un Husky Siberiano, pero tiene su propia personalidad única. Klee Kai es tan cariñoso y extrovertido como su primo, pero puede ser algo reservado con extraños. Es un canino observador y protector, lo que lo convierte en un formidable perro guardián. Alrededor del hogar, es activo, amigable y cariñoso, por no mencionar altamente inteligente y entrenable. El Alaskan Klee Kai es un compañero cálido y leal.

Cosas que deberías saber
El Alaskan Klee Kai puede vivir tanto como 14 años con relativamente pocos problemas de salud genéticos. Sin embargo, algunos pueden desarrollar problemas cardíacos o enfermedades hepáticas. El pelaje de Klee Kai requiere un cepillado regular, especialmente durante las temporadas de muda. Se adapta perfectamente a la vida en un apartamento, siempre que tenga una buena caminata diaria.

Historia del Alaskan Klee Kai
Una raza relativamente nueva, el Alaskan Klee Kai se desarrolló en la década de 1970 mediante la mezcla de perros de trineo de Alaska con el Husky siberiano y varios perros pequeños como el Schipperke. La criadora original, una de Alaska llamada Linda Spurlin, creó el Klee Kai como una versión más compacta y apta para apartamentos del tipo Husky de Alaska.