5 maneras de mantener los dientes y las encías de su mascota sanos de por vida

Febrero es el mes de la salud dental, lo que significa que es hora de prodigar un poco de atención en los dientes de su mascota. Es importante cuidar adecuadamente los dientes caninos y felinos, porque si no se trata, la acumulación de placa y sarro puede progresar a una enfermedad periodontal dolorosa. Las bacterias de la enfermedad periodontal pueden diseminarse a otros órganos y causar enfermedades. Más del 70 por ciento de los gatos y perros de más de cuatro años se ven afectados por la enfermedad periodontal: no desea que su compañero de cuatro patas se convierta en parte de esa alarmante estadística.

Aquí hay cinco pasos para ayudar a que los dientes y las encías de su mascota se mantengan saludables:


1. Cuidado con la mala respiración

Si un aroma almizclado proviene de la boca de su mascota, no lo ignore. Esto podría ser una señal de advertencia de que tiene una enfermedad periodontal u otra enfermedad oral como la estomatitis, una afección felina común que causa inflamación dolorosa de las encías y los tejidos de la boca.


Otros signos de advertencia de salud dental incluyen encías sangrantes, dientes amarillos o marrones, palmaditas en la boca y dientes flojos o faltantes.

2. Cepille los dientes de su mascota

Si bien puede parecer desalentador al principio, con suficiente paciencia y un montón de recompensas deliciosas, puede convertir el cepillado de dientes en una experiencia de unión con su perro o gato. Puede tomar varias semanas entrenar a tu amigo de cuatro patas para que se caliente con el cepillo de dientes, así que empieza por dejar que huela el cepillo de dientes y la pasta de dientes de mascota, y luego gradualmente cepilla los dientes durante 30 segundos a cada lado de la boca. El objetivo es eventualmente cepillarse los dientes todos los días si puedes. Por cierto, la pasta de dientes humana no es segura para las mascotas, así que asegúrese de usar un producto aprobado para su mascota.


Si tiene miedo de que su perro o gato lo muerda, solicite a su veterinario opciones alternativas de control del sarro.

3. Considere los juguetes dentales, golosinas y alimentos

Si bien no es tan efectivo como cepillar los dientes de su mascota, darle golosinas, juguetes y alimentos específicamente diseñados para promover la salud oral le ayudará a mantener las encías y los dientes saludables. Verifique el Sello de aceptación del Consejo de salud oral veterinaria para asegurarse de que la alternativa que elija cumpla con los estándares para el control eficaz de la placa y el sarro.


4. Pregúntele a su veterinario por un examen dental

Los humanos no son los únicos que necesitan que un profesional revise sus chimpancés; su amigo de cuatro patas necesita que un veterinario le revise los dientes y las encías. Durante el examen dental, el veterinario primero tomará el historial médico de su mascota, y luego le preguntará si ha notado algún signo de advertencia de salud dental, como mal aliento. A continuación, examinará a su mascota, incluyendo la comprobación de la cabeza y el cuello en busca de anomalías. Finalmente, revisará los dientes y las encías de su mascota en busca de enrojecimiento, sangrado e inflamación. También estará atento a la pérdida de dientes, los dientes agrietados y el sarro, así como los bultos y bultos potencialmente cancerosos.


Un examen dental superficial generalmente se puede realizar sin sedación, a menos que su mascota se vuelva agresiva o sus dientes sean muy dolorosos. Sin embargo, para una evaluación dental completa, su mascota generalmente tendrá que someterse.

5. No dejes que la anestesia te impida obtener una limpieza dental

Para examinar a fondo los dientes y las encías de su mascota, deshacerse adecuadamente de la placa y el sarro desagradable, y realmente limpiar los blancos nacarados de su mascota, la mayoría de los veterinarios recomiendan anestesia. Aunque sedar a su perro o gato suena aterrador, no es tan malo como parece, de hecho, el procedimiento nunca ha sido más seguro o más cómodo. Antes de que su veterinario comience la anestesia, es posible que le recomiende pruebas de detección previa para asegurarse de que su mascota esté lo suficientemente saludable para el procedimiento.


Cuando lo piensas, los beneficios de la limpieza dental superan los posibles riesgos de la anestesia. Cuando Fluffy se despierta, su aliento olerá mejor, y sus dientes serán más brillantes y más saludables. Y como una ventaja adicional, mantener dientes y encías saludables ayuda a proteger los otros órganos del cuerpo, como el corazón y los riñones, de los efectos dañinos de las enfermedades dentales.