Perros y huesos: una combinación peligrosa

Los perros han estado masticando huesos durante miles de años. Esto es lo que la naturaleza pretendía, ¿verdad? Bueno, tal vez, pero es una actividad que no está exenta de riesgos.

 

Aquí hay 10 razones por las que es una mala idea darle un hueso a su perro:

 

-Dientes rotos Esto puede requerir costosa odontología veterinaria.
-Lesiones en la boca o lengua Estos pueden ser muy sangrientos y desordenados y pueden requerir un viaje para ver a su veterinario.
-El hueso se enrolla alrededor de la mandíbula inferior de su perro. Esto puede ser aterrador o doloroso para su perro y potencialmente costoso para usted, ya que generalmente significa un viaje para ver a su veterinario.
-El hueso se queda atascado en el esófago, el conducto por el que pasa la comida para llegar al estómago. Su perro puede vomitar, tratando de recuperar el hueso, y tendrá que ver a su veterinario.
-El hueso se atasca en la tráquea. Esto puede suceder si su perro inhala accidentalmente una pieza de hueso lo suficientemente pequeña. Esto es una emergencia porque su perro tendrá problemas para respirar. ¡Lleve a su mascota a su veterinario inmediatamente!
-El hueso se queda atascado en el estómago. Cayó muy bien, pero el hueso puede ser demasiado grande para pasar del estómago hacia los intestinos. Dependiendo del tamaño del hueso, su perro puede necesitar cirugía o endoscopia gastrointestinal superior, un procedimiento en el cual su veterinario usa un tubo largo con una cámara incorporada y herramientas para agarrar, para tratar de extraer el hueso del estómago.
-El hueso se atasca en el intestino. Esto causará un bloqueo y puede ser hora de la cirugía.
-Estreñimiento debido a fragmentos de hueso. Es posible que a su perro le cueste pasar los fragmentos de hueso porque son muy filosos y raspan el interior del intestino grueso o el recto a medida que avanzan. Esto causa dolor severo y puede requerir una visita a su veterinario.
-Sangrado severo del recto Esto es muy complicado y puede ser peligroso. Es hora de un viaje para ver a su veterinario.
Peritonitis. Esta infección bacteriana desagradable y difícil de tratar se produce cuando los fragmentos de hueso perforan el estómago o los intestinos de su perro. Su perro necesita una visita de emergencia a su veterinario ya que la peritonitis puede matar a su perro.
 

 A los perros les gusta? Sí. ¿Hay algunos beneficios potenciales? Sí ... hasta que ocurra la desgracia. Hay muchas maneras de satisfacer con seguridad el deseo de masticar de su perro (por ejemplo, juguetes hechos de fibras de cuerda retorcida o caucho denso), para promover la higiene dental (por ejemplo, cepillado dental diario o dietas dentales), y para proporcionarle a su perro alimentos de alta calidad y una nutrición equilibrada que necesita para mantenerse saludable.