Cómo alimentar a su perro cuando llegan a la vejez

Cómo alimentar a su perro cuando llegan a la vejez

Nada es mejor que un buen perro viejo. La relación entre los adultos mayores caninos y sus dueños es excepcionalmente profunda y multifacética. Una buena nutrición puede ayudar a mantener esta relación fuerte durante el mayor tiempo posible.

 

No existen pautas definitivas con respecto a qué constituye la mejor dieta para perros mayores. Los propietarios y los veterinarios deben trabajar en equipo para evaluar las necesidades nutricionales individuales de cada perro y tomar decisiones dietéticas adecuadas.

 

El primer paso es detectar al perro por enfermedad. El manejo nutricional desempeña un papel en el tratamiento de muchas enfermedades que se diagnostican comúnmente en perros mayores (por ejemplo, enfermedad renal crónica, diabetes mellitus, algunos tipos de cáncer y enfermedad cardíaca). Si un perro tiene una enfermedad nutricionalmente sensible, él o ella debe comer cualquier dieta que se recomienda para perros con esa condición. Las consideraciones basadas en la edad pasan a segundo plano en estos casos.

 

Los propietarios tienen mucha más libertad de acción cuando alimentan perros sanos y mayores. Los alimentos para perros mayores ocupan mucho espacio en los estantes de las tiendas, pero pueden ser bastante diferentes entre sí. Elegir el producto correcto es muy importante. Por ejemplo, la mayoría de los alimentos para perros mayores son algo más bajos en grasa que los alimentos tradicionales para adultos. Debido a que la mayoría de los perros más viejos requieren menos calorías que una vez, reducir el contenido de grasa de su dieta puede ayudar a prevenir la obesidad. Una comida baja en grasa es perfectamente apropiada si su perro viejo, de hecho, tiene una tendencia a aumentar de peso. Por otro lado, si tienes un perro flaco que lucha por mantener su peso, un alimento para perros con poca grasa empeorará el problema en lugar de mejorarlo.

 

Los perros mayores también pueden tener problemas para mantener su masa corporal magra (músculo), y algunos alimentos para perros mayores contienen menos proteínas que los diseñados para adultos jóvenes. Supongo que esta elección se basa en la suposición equivocada de que niveles de proteína más bajos protegerán los riñones de un perro más viejo del daño. De hecho, muchos perros realmente necesitan un poco más de proteína en su dieta a medida que envejecen para poder mantener una masa corporal magra saludable. Evitar el exceso de proteínas es importante si un perro padece insuficiencia renal, pero las investigaciones han demostrado que la alimentación con alimentos reducidos en proteínas para perros mayores "por las dudas" es un error.

 

Busque las siguientes características en las dietas diseñadas para perros mayores:

Ingredientes de alta calidad para maximizar la digestibilidad y la absorción de nutrientes y reducir la formación de subproductos metabólicos potencialmente dañinos
Antioxidantes (por ejemplo, vitaminas E y C) para promover la función inmune
Aceites de pescado u otras fuentes de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6 para mantener la salud del cerebro, la piel y las articulaciones
 

Debido a la variabilidad en los alimentos para perros mayores, no hay garantía de que el primero que intente será el adecuado para su perro. Si después de un mes más o menos de una dieta no está satisfecho con la respuesta de su perro, pruebe con otra ... y otra ... y otra, o pídale a su veterinario ayuda para elegir el alimento adecuado para su perro.