Los perros son lo que comen.

Los perros son lo que comen.

Una nueva investigación está demostrando la verdad detrás del viejo adagio, "eres lo que comes".  

En su nivel más básico, la idea de que las personas y las mascotas son más saludables cuando comen alimentos nutritivos es bastante evidente. La prueba abunda en nuestras propias vidas. Cuando nuestras dietas se centran en granos integrales, fuentes de proteínas magras y muchas frutas y verduras, nos sentimos mejor y tenemos menos problemas de salud. Los científicos están empezando a comprender algunas de las complejas razones por las que esto es cierto y aplicar ese conocimiento a la prevención y el tratamiento de enfermedades tanto en animales como en personas.   Nutrigenómica (abreviación de genómica nutricional) es el estudio de cómo los nutrientes que se encuentran en los alimentos pueden influir en la expresión génica. Un gen es una porción de ADN (ácido desoxirribonucleico) que codifica una proteína particular. Las proteínas han sido llamadas "cosas de la vida". Algunas de sus funciones importantes incluyen:  

-Enzimas que controlan la velocidad de las reacciones químicas del cuerpo

-Transportadores que transportan moléculas por todo el cuerpo

-Hormonas que regulan la mayoría de los procesos dentro del cuerpo  

Mediante la regulación positiva de algunos genes y la regulación negativa de otros, el cuerpo puede alterar los niveles de las diversas proteínas que se producen en un momento dado. Este proceso puede ser beneficioso o perjudicial para nuestro bienestar. Por ejemplo, si todos los genes que crean inflamación se elevan y permanecen de esa manera, seguirán los problemas relacionados con el exceso de inflamación.  

La investigación está demostrando que los alimentos que comemos nosotros y nuestras mascotas influyen en cuáles de nuestros genes son más activos en un momento dado, tanto en la enfermedad como en la salud.

¿Puede la nutrigenómica ayudar a las mascotas con sobrepeso?  

Los científicos también están utilizando la nutrigenómica para combatir la epidemia de obesidad en las mascotas. En un entorno estrictamente controlado, la mayoría de las personas perderán peso si consumen porciones adecuadas de una dieta restringida en calorías. Sin embargo, las complejidades de la vida real a menudo no permiten a los propietarios controlar rigurosamente las condiciones dentro de sus hogares. Los científicos de algunos fabricantes de alimentos para mascotas han utilizado la nutrigenómica para desarrollar nuevas dietas terapéuticas para la pérdida de peso. Los rápidos avances en la nutrigenómica están ayudando a los nutricionistas veterinarios a seleccionar los ingredientes de los alimentos para mascotas que afectan los cambios positivos en la química corporal de las mascotas, lo que resulta en una mejor salud. Sin embargo, es vital que siempre preguntes a tu veterinario cuál es la mejor dieta para tu mascota. Él o ella es una excelente fuente de información sobre lo que podría beneficiar más a la salud y el bienestar de su mascota, incluidos nuevos descubrimientos científicos y opciones terapéuticas.