10 nutrientes en el caldo de huesos que son beneficiosos para los perros.

10 nutrientes en el caldo de huesos que son beneficiosos para los perros.

El caldo de huesos a menudo se conoce como "súper alimento", "alimento rico en nutrientes" o incluso "multivitamínico de la naturaleza", pero, ¿qué significa todo eso realmente? Los alimentos ricos en nutrientes son ricos en sustancias vitales que proporcionan alimento esencial para el crecimiento y el mantenimiento de la vida. Estos nutrientes pueden incluir vitaminas, minerales, carbohidratos complejos, proteínas magras y grasas saludables. También tienden a ser relativamente bajas en calorías a pesar de su riqueza de sustancias saludables. Cuando le das caldo de hueso a tu perro, estás proporcionando una fuente excelente de los siguientes 10 nutrientes en una forma deliciosa y fácil de absorber.

1. Aminoácidos

El caldo de huesos contiene más de 19 aminoácidos fáciles de absorber, esenciales y no esenciales, que son los componentes básicos de las proteínas. También cumplen varias funciones metabólicas vitales en el cuerpo de su perro, como construir y reparar el tejido muscular, apoyar la densidad mineral de los huesos, aumentar la capacidad del cuerpo para absorber y sintetizar nutrientes y mantener la salud de los músculos y el tejido conectivo.  

2. Glicosaminoglicanos (GAG)

Los glicosaminoglicanos, comúnmente referidos como GAG, mantienen y soportan el colágeno y la elastina entre los huesos y los tejidos conectivos. También son importantes en la salud digestiva, ya que ayudan a restaurar el revestimiento intestinal. Los tres principales GAG son el sulfato de condroitina, la glucosamina y el ácido hialurónico. El sulfato de condroitina a menudo se vende junto con la glucosamina para reducir la inflamación, apoyar las articulaciones sanas y aliviar el dolor asociado con el envejecimiento y la artritis. La condroitina se produce naturalmente en el cartílago articular de todos los animales, lo que significa que el caldo de hueso está lleno de este nutriente. La glucosamina ayuda a amortiguar las articulaciones y mejora la absorción de impactos durante la actividad física. Ayuda en la producción de los químicos involucrados en la construcción de tendones, ligamentos, cartílago y el fluido espeso que rodea las articulaciones. El ácido hialurónico es importante para apoyar las articulaciones, combatir la osteoartritis y proporcionar resistencia a la compresión que necesita el paciente.  

3. Colágeno / gelatina

La gelatina es la descomposición del colágeno que resulta del proceso de cocción del caldo de huesos. Actúa como un amortiguador suave entre los huesos de las articulaciones de su perro, lo que les permite "deslizarse" sin fricción. La gelatina proporciona los bloques de construcción necesarios para formar y mantener el tejido conjuntivo y los huesos fuertes, eliminar la presión de las articulaciones envejecidas y mantener la densidad mineral ósea. El colágeno que se encuentra en la gelatina del caldo de huesos es responsable de las propiedades de refuerzo inmune de la población, y también alivia y protege el revestimiento del tracto digestivo.

4. Vitaminas

El caldo de huesos es una excelente fuente natural de vitaminas, incluidas A, B-1 (también conocida como tiamina), B-2 (también conocida como riboflavina), B-3 (también conocida como niacina), B-6, B-12, C, D y K, que brindan múltiples beneficios en todo el cuerpo, incluido el respaldo inmunológico y el fortalecimiento de los huesos y los dientes.  

5. Hierro

El hierro es un mineral esencial que transporta oxígeno por todo el cuerpo de su perro, y también es necesario para mantener las células sanas, la piel, el cabello y las uñas.

6. Electrolitos

Los electrolitos que se encuentran dentro del caldo de hueso incluyen potasio, magnesio, calcio, sodio y cloruro. Estos minerales esenciales transmiten impulsos eléctricos en todo el cuerpo de su perro, llevando los cargos necesarios para las contracciones musculares. La lista de funciones que controlan los electrolitos es prácticamente infinita, pero incluye el control de la temperatura, los niveles de líquidos, la salud cardíaca, la frecuencia respiratoria, la digestión, el transporte de fluidos a través de las células, el transporte de iones, la función renal y la función neurológica.  

7. Silicio

El dióxido de silicio une los filamentos de colágeno, lo que contribuye a la fortaleza y flexibilidad de los tejidos conectivos, como los que se encuentran en la piel, los huesos, las uñas y las arterias.

8. Fósforo

La mayor parte del fósforo en el cuerpo de tu perro se encuentra en los huesos. Ayuda a construir y reparar huesos y dientes, ayuda a la función nerviosa y hace que los músculos se contraigan.  

9. Zinc

El zinc es crucial en el proceso de curación, ayuda a mantener la fortaleza de los sistemas muscular y esquelético, y juega un papel importante en los sentidos del gusto y el olfato de su perro.  

10. Cobre

El cobre es esencial para producir glóbulos rojos y mantener saludables las células nerviosas y el sistema inmunológico. También ayuda a formar colágeno y actúa como un antioxidante, reduciendo los radicales libres que pueden dañar el ADN de su perro.

Entonces, ahora que conoce todos los beneficios del caldo de huesos para su cachorro, ¡pruébelo!