Disuria en perros

Disuria en perros

La disuria es una afección en los perros donde la micción es difícil y dolorosa. Los perros con disuria pueden tensarse al tratar de orinar, mostrar signos de malestar o intentar y no orinar con frecuencia. La disuria puede ser causada por muchas afecciones que afectan el tracto urinario, incluidas las infecciones del tracto urinario, los cálculos de la vejiga o los tumores. Si ve signos de que su perro tiene dificultad para orinar o muestra signos de dolor al orinar, debe consultar a su veterinario inmediatamente, ya que la disuria puede ser un signo de problemas de salud graves. Su veterinario podrá determinar la causa de la disuria en su perro, formar un diagnóstico y prescribir el tratamiento adecuado. Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la disuria en perros.

Síntomas de la disuria en los perros


Los síntomas de disuria en perros incluyen signos de dolor al orinar. Si su perro parece sentirse incómodo o no se siente bien cuando es momento de orinar, podría significar que padece disuria. Aquí hay algunos posibles signos de disuria que debe tener en cuenta.

Intentos frecuentes de orinar sin producir orina
Tensando para orinar
Driblar solo pequeñas cantidades durante la micción
Accidentes en la casa de perros entrenados en casa
Irritabilidad
Hinchazón o dolor en la parte inferior del abdomen
Lamer los genitales
Sangre o moco en la orina
Signos de dolor, como vocalizaciones, al orinar

Causas de la disuria en los perros


Hay muchas causas posibles de disuria en perros. Varias condiciones pueden afectar el tracto urinario inferior, incluyendo la vejiga y la uretra, causando dolor y dificultad al orinar. Aquí hay algunas posibles condiciones que pueden conducir a la disuria en los perros.

Infección del tracto urinario
Piedras de vejiga
Piedra en la uretra
Tumores en el tracto urinario
Inflamación de la uretra
Condiciones neurológicas que afectan el tracto urinario
Anomalías anatómicas, como uretra estrechada
Mal funcionamiento de los músculos de la vejiga
Exposición a drogas o productos químicos
Quistes
Absceso

Tratamientos para la disuria en los perros


El tratamiento para la disuria en perros depende de la causa de la enfermedad. En el caso de una infección del tracto urinario, se pueden recetar antibióticos u otros medicamentos. Se pueden usar medicamentos antiinflamatorios para reducir la inflamación en la uretra. Si la causa de la disuria es menos grave, es posible que los perros no necesiten hospitalización y es probable que se recuperen, siempre que la medicación se administre según lo prescrito durante el tiempo recomendado por el veterinario junto con abundante acceso al agua dulce.

Si la afección es más grave, los perros pueden necesitar hospitalización o procedimientos quirúrgicos para abordar el problema. En algunos casos, los cálculos se pueden disolver con dietas especiales, y en ocasiones se deben extirpar quirúrgicamente. Los quistes o tumores también pueden tratarse con cirugía. Su veterinario podrá aconsejarle sobre el tratamiento adecuado si su perro sufre de disuria. A medida que su perro se recupera, asegúrese de beber mucha agua y prestar atención a su micción, incluida la cantidad de orina que producen, la frecuencia con que orinan y si muestran signos de dolor. Informe a su veterinario si los síntomas empeoran o no mejoran para que puedan ajustar el tratamiento en consecuencia.