Famotidina para perros: usos, dosis y efectos secundarios.

Famotidina para perros: usos, dosis y efectos secundarios.

La famotidina, también conocida por la marca Pepcid, es un medicamento que se puede administrar al perro para tratar una variedad de afecciones gastrointestinales. Funciona al reducir la producción de ácido estomacal en los perros, lo que puede ayudar a tratar las úlceras estomacales, el reflujo ácido y la gastritis. Aunque no está aprobado por la FDA para uso veterinario, los veterinarios pueden recetarlo con seguridad. Siempre debe seguir las pautas de su veterinario cuando le dé a su perro cualquier tipo de medicamento. Esto es lo que debe saber sobre los usos, la dosis y los efectos secundarios de la famotidina para perros.

Usos de la famotidina para perros

Famotidina se usa principalmente para tratar úlceras gastrointestinales en perros. El medicamento actúa uniéndose a los receptores en el revestimiento del estómago, lo que produce una reducción de la producción de ácido estomacal. Las úlceras se forman cuando el estómago o los intestinos se dañan por el ácido estomacal o infecciones, comúnmente de la bacteria H. pylori. Estas úlceras pueden causar hemorragia en el tracto gastrointestinal, que puede volverse muy peligrosa. La reducción de la producción de ácido estomacal permite que estas úlceras se curen más fácilmente e incluso puede prevenir la formación de úlceras. La capacidad de la famotidina para reducir la producción de ácido estomacal también es útil en el tratamiento del reflujo ácido, la acidez estomacal, la esofagitis y la gastritis. También se puede administrar a perros que sufren insuficiencia renal para prevenir la formación de úlceras.

Dosificación de Famotidina para perros

Resultado de imagen para famotidina

La dosis habitual de famotidina que se les da a los perros es de 0,25 mg a 0,5 mg por libra administrada dos veces al día. Las píldoras se venden como medicamentos de venta libre, aunque no debe darle el medicamento a su perro sin la aprobación de un veterinario. Su veterinario podrá decirle la dosis adecuada para su perro específico. Las píldoras generalmente vienen con una concentración de 10 mg, aunque también se venden en cantidades de 20 mg. Debe continuar tratando a su perro con el medicamento hasta que su veterinario le indique que suspenda el tratamiento. Si su perro tiene úlceras causadas por la bacteria H. pylori, probablemente le receten antibióticos a su perro.

Efectos secundarios de la famotidina en perros

Los efectos secundarios de la famotidina en perros son raros y mínimos, por lo que a menudo es una elección de veterinarios sobre otros medicamentos que tratan problemas gastrointestinales. Los efectos secundarios raros que se han observado en perros incluyen pérdida de apetito, dolor de cabeza, estreñimiento, diarrea y somnolencia. La famotidina puede no ser segura para perros con problemas renales o hepáticos, cáncer de estómago y sensibilidad a medicamentos similares. También se ha descubierto que la droga pasa de los perros a través de la leche materna, por lo que no se recomienda para perros que están embarazadas o amamantando. Otra razón por la que los veterinarios recomiendan la famotidina es que no interactúa mal con otras drogas. Las sobredosis también son raras, aunque pueden suceder. Si observa signos de vómitos, diarrea, presión arterial baja, ritmo cardíaco irregular o dificultad para respirar, debe contactar a su veterinario de inmediato.

¿Alguna vez su veterinario le ha prescrito famotidine o Pepcid a su perro? ¿Trato la condición? Háganos saber en los comentarios a continuación!