Los perros reducen el estrés para las familias de niños con autismo.

Los perros reducen el estrés para las familias de niños con autismo.

De acuerdo con un artículo en sciencedaily.com, "Ser propietario de un perro mascota reduce el estrés y mejora significativamente el funcionamiento en familias que tienen un hijo con trastorno del espectro autista (TEA)". La Universidad de Lincoln (Reino Unido) realizó un estudio financiado por la Human Animal Bond Research Initiative Foundation y lo publicó en el American Journal of Veterinary Behavior centrado en los efectos que los perros tienen en las familias de niños con trastorno del espectro autista.

Todos sabemos que los niños con autismo reaccionan bien a la terapia asistida con animales, pero este estudio fue el primero en observar cómo tener un perro en la familia también afecta a amigos y familiares de personas con autismo.

El profesor Daniel Mills dijo a los periodistas: "Encontramos una relación significativa y positiva entre el estrés de los padres del cuidador principal del niño y su apego al perro de la familia. Esto resalta la importancia del vínculo entre el cuidador y su perro en los beneficios que ganan "

Los padres de niños con autismo que también tenían perros experimentaron una disminución continua del estrés con el tiempo. Los padres de niños con autismo que puedan, deben considerar adoptar un perro para ayudar a aumentar el bienestar emocional de todos los miembros de la familia.