Cómo entrenar a un cachorro a la obediencia.

Cómo entrenar a un cachorro a la obediencia.

Cómo entrenar a un cachorro a la obediencia

Ah, cachorros. Esas pequeñas colas que se mecen y ojos grandes y adoradores, y esos odiosos charcos amarillos y zapatos masticados. El entrenamiento de obediencia entre cachorros es una parte necesaria de la propiedad de mascotas. Es muy difícil convivir con un animal que no ha sido entrenado en casa. Para obtener los mejores resultados, debes entrenar a tu cachorro obediencia tan pronto como la traigas a casa. Aquí hay algunos consejos.

Instrucciones

Paso 1:

Controle cuidadosamente sus órdenes, recompensas y respuestas negativas. Enseñe el comando "Venir" cuando su cachorro se comporta en lugar de estar en medio de una travesura, y recompénselo puntualmente cuando cumpla. Una vez que sabe lo que significa "Venir", puede usar este comando para alejarlo del mal comportamiento.

Paso 2:

Repita los ejercicios de entrenamiento solo hasta que su cachorro lo haga bien, y luego tome un descanso por un momento. Entonces, después de algunos intentos de enseñarle a "Sentarse", recompénselo una vez que cumpla y luego déjela descansar o jugar con usted. Recuerde que, al igual que los niños pequeños, los cachorros tienen períodos de atención muy pequeños.

Paso 3:

Haga ejercicios cortos en intervalos cortos, en lugar de tratar de enseñarle a un cachorro una orden completa como "Sit-Stay" en una lección. Roma no se construyó en un día, y tratar de lograr que un cachorro domine tanto sentarse como quedarse en una lección es pedir demasiado de él, y de ti. Perderás la paciencia y él te decepcionará. En vez de eso, enséñele a "Sentarse" en un ejercicio y luego gradúese para "Quédese".

Paso 4:

Sigue hablando, todo el tiempo. Su cachorro disfruta de sus elogios así como de su entrenamiento y se quedará con los ejercicios en parte solo para la atención. Asegúrate de que mucho de lo que dices sea un refuerzo positivo para tratar de aprender.

Paso 5:

Sepa si tocar a su cachorro o no tocarla. Los cachorros menores de 12 semanas anhelan tocarse, así que asegúrese de que sus lecciones involucren mucho contacto. Los perros mayores que este responden mejor cuando la lección es prácticamente libre de contacto, excepto al final del ejercicio, cuando una palmadita forma parte de la recompensa del tratamiento.

Consejos y advertencias

Deje que su cachorro aprenda a pensar por sí mismo. No lo guíes demasiado durante los ejercicios de entrenamiento de obediencia del cachorro. Permítale hacerlo bien o fallar por sí mismo.

Una clase de entrenamiento de obediencia de cachorro podría valer la pena investigar o trabajar con un entrenador de perros certificado.

Nunca golpees a tu perro. La disciplina física no es una buena manera de enseñarle a un cachorro a comportarse y puede tener consecuencias terribles, incluso que la mascota se vuelva agresiva. En su lugar, diga "No" cuando necesite responder al comportamiento negativo. También puedes evitar que el cachorro persista.