Manten la mente de tu perro estimulada

Manten la mente de tu perro estimulada

Si ha adoptado un animal de alto nivel en su vida, es importante mantener su mente estimulada y aguda. Aquí hay cinco maneras de hacerlo.

1. Nombre sus juguetes


El viejo adagio "No se pueden enseñar trucos nuevos a un perro viejo" es engañoso. No solo puedes enseñarles a los perros más viejos algunas movidas nuevas, sino que les ayudará a mantenerse en forma. Una forma divertida de mantener en forma la mente de su perro mayor, o su cachorro más joven, es nombrar sus juguetes. Comience con solo un juguete hasta que reconozca el nombre y lo traiga cuando diga que lo haga. Luego sigue agregando algunos hasta que los conozca a todos por su nombre.

2. Alimentarlos bien

Muchos veterinarios y entrenadores profesionales de perros están de acuerdo en que una dieta adecuada ayudará a un perro mayor a tener una vida óptima. Asegúrese de que la comida que le está dando tenga muchas vitaminas C y E, junto con selenio, beta caroteno y ácidos grasos omega-3. Para saber qué alimento para perros senior es el mejor para su cachorro que está envejeciendo, asegúrese de consultar a su veterinario.

3. Manténgase tan físicamente activo como sea posible


Al igual que con los humanos, el ejercicio no solo beneficia a los perros físicamente, sino también mentalmente. Su perro mayor puede moverse más despacio que él a una edad más temprana, pero todavía hay muchas actividades en las que puede participar con él. Intente dar paseos cortos en áreas menos concurridas, jugar a buscar, u otras actividades que normalmente le gustan a su perro mayor. Asegúrese de tener en cuenta que es probable que su perro mayor sea más sensible a las temperaturas extremas y a las multitudes cuando lo lleva al aire libre.

4. Jugar a las escondidas


Hacer que su perro use su nariz para encontrar un tesoro escondido, como su juguete o golosina favorita, estimulará todos sus sentidos y creará un vínculo positivo entre ustedes dos. Para enseñarle a su cachorro a jugar a las escondidas, primero pídele que se siente y esconda el premio en un área obvia para que pueda ver dónde lo estás poniendo. Luego dale una señal de liberación para buscar el juguete. Una vez que encuentre el juguete, recompénselo a lo grande. Una vez que su perro esté familiarizado con las reglas, aumente la dificultad del ejercicio escondiendo el juguete o el tratamiento en una habitación diferente o debajo de algo. Sea creativo y oculte las golosinas en cajas de cartón, entre los cojines del sofá o en diferentes partes de su hogar.

5. Consigue un juguete que sea fácil en la mandíbula


Puede que a tu perro mayor le haya gustado romper hasta los juguetes más duros en pedazos en su juventud, pero ahora puede sentirse desalentado de jugar con juguetes tan rudos. Coge a tu perro un Kong u otro juguete con goma suave que será fácil para la mandíbula y durará toda la vida. Para alentar el juego, siéntase libre de llenar el Kong con un relleno asesino como una bonificación.