Cómo enseñar a un perro a nadar

Cómo enseñar a un perro a nadar

Visión de conjunto

La mayoría de los perros no nacen sabiendo cómo nadar. Incluso los recolectores de agua, como Labradors y Chesapeake Bay retrievers, deben aprender a nadar como cachorros o adultos jóvenes. Entrenar a un perro para nadar no es necesariamente una tarea difícil, pero sí requiere un perro y agua lo suficientemente profundos como para que el perro no pueda tocar el suelo con sus pies. Dada su capacidad física y capacidad mental, muchos perros pueden aprender a nadar en una lección o dos.

Paso 1

Seleccione su ubicación cuidadosamente. Si la única interacción de su perro con el agua es la bañera, es posible que no le entusiasme acercarse al agua al principio. Preséntele a su perro un pequeño y tranquilo cuerpo de agua sin olas ni corrientes, como una piscina para niños o un estanque. Una corriente con un banco de hierba está bien, siempre que no haya una corriente discernible.

Paso 2

Permita que su perro se acerque al agua gradualmente. Déjelo olfatear el agua y rómpela como lo desee, siempre que no esté clorada el agua de la piscina.

Paso 3

Anime a su perro a poner sus pies delanteros en el agua. Atraégalo dando varios pasos en el agua delante de él y ofreciéndole golosinas. Un juguete flotante, particularmente uno relleno de golosinas, funciona bien.

Etapa 1

Coloque el chaleco salvavidas, el cuello y el chaleco de su perro sobre él. Permítale unos minutos para caminar con la chaqueta puesta hasta que se relaje y moviendo la cola.

Etapa 2

Pase a su perro en el agua gradualmente, guiándolo y engatusándolo según sea necesario. Si se detiene, permita que se relaje de nuevo. Si su perro se siente incómodo con la experiencia, su postura será rígida, su cabeza estará baja y hacia adelante, y su cola estará baja y posiblemente entre sus piernas. Él también puede hacer muecas y gimotear. Si toma esta postura, háblale en voz baja, pero no le permitas que se retire del agua. Golpea la cabeza, el cuello y el pecho hasta que relaje su postura y comience a menear la cola.

Etapa 3

Prepárese para la reacción de su perro cuando sus patas abandonen el fondo por primera vez. Mantenga sus brazos debajo de la sección media de su perro. Coloque una mano en la base de su caja torácica y la otra sobre su estómago. Mantenga sus caderas tan cerca del nivel como sea posible con la parte más alta de sus hombros. Levantando su parte trasera lo alentará a patear con sus patas traseras y le impedirá intentar nadar con solo sus patas delanteras, lo que lo cansará muy rápidamente. Si es necesario, señuelo con comida o un juguete para alentarlo a extender su cuello hacia adelante y mantener su cabeza paralela al agua (ver Referencias 3).

Etapa 4

Camine junto a su perro mientras avanza, apoyando su caja torácica y su estómago. Mantenga sus caderas tan cerca del nivel como sea posible con la parte más alta de sus hombros. Sigan apoyándolo hasta que se relaje y esté pateando a propósito con las cuatro piernas. Si comienza a nadar sin aliento o nerviosismo, quítele la correa del cuello.