¿Qué frutas exóticas pueden comer los perros?

¿Qué frutas exóticas pueden comer los perros?

Aquí, estamos constantemente reflexionando si las cosas que comemos y disfrutamos son aptas para compartir con nuestros perros y amigos cachorros. Se nos ocurrió que, si bien recientemente ofrecimos un resumen de las frutas, junto con los posibles beneficios y desventajas para los perros, en su mayor parte, eran frutas muy comunes. Entonces, ¿qué frutas exóticas pueden comer los perros? ¿Pueden los perros comer kiwis, fruta de dragón y guayaba? Encontramos:

¿Pueden los perros comer bayas de acai?

"Açaí", deletreado correctamente, estas bayas tropicales han sido la furia entre los aficionados a la comida sana durante la mayor parte de la última década. Si bien la ASPCA no considera que las bayas de Acai presenten ningún riesgo de toxicidad para los perros, trate de no darle a su perro un tazón entero de ellas. Acai contiene teobromina, la principal causa de intoxicación con chocolate en perros.

¿Pueden los perros comer naranja sanguina?

Como miembro de la familia de los cítricos, el naranjo de sangre en sí, incluidas las hojas, los tallos y otras partes de la planta, contiene aceites de cítricos. El contacto con estos aceites puede causar alergias e irritaciones en la piel. En cuanto al interior carnoso de la fruta, adhiérete a una cuña o media cuña como un regalo ocasional. Lo peor que puede esperar del contenido de ácido cítrico de una naranja de sangre es un poco de malestar estomacal.

¿Pueden los perros comer fruta de dragón?

Hay varias variedades de fruta del dragón, un miembro de la familia de los cactus. El tipo de fruta de dragón que es más probable encontrar en un mercado especializado en frutas exóticas o tropicales es la pitahaya de carne blanca. El nombre popular de "fruta de dragón" se refiere a los pétalos de goma y puntiagudos que decoran la cáscara exterior de la fruta. Cortando la capa externa, la pulpa de la fruta del dragón es segura para los perros en pequeñas cantidades.

¿Pueden los perros comer higo?

Hay muy poco que me gusta más que un higo maduro, arrancado del árbol, pero debes tener cuidado cuando se trate de tu perro. La savia blanca y lechosa de una higuera, presente especialmente en las hojas y en todas las partes de la fruta, contiene una enzima llamada ficina. La ficina en la savia fresca de higo puede provocar reacciones alérgicas en la piel en humanos, pero también se sabe que causa erupciones similares, irritación y picazón cuando los perros las consumen, por lo tanto, a menos que estén secos, lo mejor es evitar los higos.

¿Pueden los perros guayaba?

No se conoce que la guayaba de manzana, la variedad más común de guayaba que se vende en los mercados, tenga efectos adversos en los perros. De todos modos, incluso las frutas seguras que se consumen en exceso pueden trastornar la digestión normal de un perro, causando vómitos, diarrea y calambres como resultado.

¿Pueden los perros comer kiwi?

El kiwi es otra fruta que adoro por completo, pero incluso cometí el error, la primera vez que tuve uno, de no eliminar por completo la cáscara erizada y erizada. Terminé tirando de las pequeñas plumas de mi lengua y labios por el resto de ese día. Tu perro corre el mismo riesgo con un kiwi sin pelar. Al igual que con cualquier fruta naturalmente dulce y jugosa, demasiado kiwi puede tener efectos adversos en su tracto digestivo. El kiwi pelado y seco no debe presentar ningún problema como un regalo ocasional.

Resultado de imagen para perro comiendo kiwi

¿Pueden los perros comer kumquat?

Los kumquats son una de las raras ramas de la familia de los cítricos cuya piel es tan comestible para los humanos como su pulpa. En forma concentrada, el aceite cítrico derivado de la corteza de estas frutas puede irritar la piel de un perro en el exterior y el hígado en el interior, por lo que siempre se recomienda pelar kumquats y otras frutas cítricas si está decidido a ofrecerle a su perro un sabor.

¿Pueden los perros comer maracuyá?

Mientras que las variedades de pasiflora azul y corriente son consideradas tóxicas tanto para humanos como para mascotas debido a su contenido de cianuro, es extremadamente improbable que las maracuyáceas producidas por estas variedades encuentren su camino en el mercado local. Las variedades doradas y moradas de la fruta de la pasión son los tipos con los que es más probable que se encuentre, y de estos, el morado es el menos propenso a causarle a su perro malestar estomacal inmediato.

¿Pueden los perros comer caqui?

Mientras que los caquis no pueden contener muchas semillas, cualquiera que se ingiera puede irritar e inflamar el intestino delgado de un perro. Agregue a esto que el caqui maduro tiene un alto contenido de azúcares naturales, e incluso un poco podría causar malestar digestivo. Por otro lado, si su perro está estreñido, la alta fibra dietética de los caquis, en pequeñas cantidades, puede ayudarlo a avanzar.

¿Pueden los perros comer piña?

Mientras se quite la cáscara externa áspera y puntiaguda de la piña, un trozo de piña aquí y allá es ideal para los perros. Sin embargo, evite alimentar a sus perros con piñas enlatadas. Además del intenso contenido de azúcar en el jarabe pesado, las piñas en lata están empapadas en conservantes y aditivos que su perro no necesita.

¿Pueden los perros comer granada?

Al igual que la fruta de la pasión, la granada es una fruta exótica cuyo interior se compone principalmente de semillas. Para evitar bloqueos intestinales de estas semillas no digeribles, debe machacar la pulpa sórdida antes de darle una cucharada a su perro.