Alimentos para mantener alejado de su perro esta Navidad

Alimentos para mantener alejado de su perro esta Navidad

Cuando te acerques a tu fiesta de golosinas durante la temporada festiva, es natural querer compartir el botín con tu perro. Sin embargo, mientras que alimentar a su perro puede parecer inofensivo, hay algunos alimentos que pueden ser peligrosos, incluso mortales, si son ingeridos por su mascota. Echemos un vistazo a algunos de los alimentos más peligrosos para los perros.

 

 

  1. chocolate

Habrá una gran cantidad de chocolate durante el periodo navideño y es esencial que lo mantengas alejado de tu perro. El ingrediente peligroso para los perros es la teobromina, que en realidad puede ser letal si la ingiere un cachorro involuntario. La toxicidad de un chocolate ingerido puede variar dependiendo de la cantidad consumida, el contenido de cacao sólido y también el tamaño del perro que lo ha consumido. Es importante tener en cuenta que cuanto más oscuro es el chocolate, mayor es la cantidad de teobromina. Si su perro ingiere chocolate, contacte a su veterinario inmediatamente, especialmente si observa algún síntoma de vómitos, sed excesiva, babeo o convulsiones.

 

Además, esconda cualquier dulce y confitería que tenga envoltorios, ya que pueden representar una amenaza si su perro comienza a comerlos, lo que podría causar asfixia o dificultad para respirar.

 

  1. Masa De Pan

Si planea ser creativo y cocinar en la cocina esta Navidad, entonces tenga cuidado de no dejar que su perro coma masa de pan cruda. Si se ingiere, la levadura viva puede multiplicarse en el ambiente cálido y húmedo del estómago de un perro, lo que significa que la masa puede expandirse enormemente en masa. Si esto ocurre, el abdomen puede expandirse y disminuir el flujo de sangre a la pared del estómago causando la muerte del tejido. Si la expansión es lo suficientemente grande, entonces el estómago puede empujar contra el diafragma y causar dificultades respiratorias. Sin mencionar el hecho de que a medida que la levadura se multiplica, produce alcohol que puede ser absorbido por el perro, causando intoxicación y provocando vómitos. Las señales de que un perro puede tener un abdomen distendido incluyen falta de coordinación, vómitos y, en casos extremos,

 

 

 

  1. Uvas y Pasas

Las uvas y las pasas son inusuales porque no afectan a todos los perros si se ingieren. Lo que también es interesante es que un perro puede ingerir una uva o pasas numerosas veces sin sufrir ninguna enfermedad, pero en una ocasión puede enfermarse gravemente. El principal problema de salud con el que están asociadas las uvas y las pasas es el desarrollo de insuficiencia renal. Un perro con toxicosis uva o pasas generalmente desarrolla vómitos, letargo o diarrea dentro de las 12 horas de haberlos comido. Desde aquí pueden volverse cada vez más letárgicos y deshidratados y se negarán a comer. Si cree que su perro puede estar mostrando signos, de nuevo, contacte a su veterinario inmediatamente.

 

  1. Xilitol

El xilitol se usa como edulcorante no calórico en la goma de mascar sin azúcar y los productos horneados sin azúcar. A diferencia de los humanos, el xilitol afecta en gran medida los niveles de azúcar de un perro si se ingiere, lo que lleva a una caída rápida y drástica de los niveles de azúcar. Esto puede causar que un perro se desoriente mucho y cause convulsiones en los 30 minutos posteriores a la ingestión, aunque se debe tener en cuenta que el inicio de las convulsiones puede demorar varias horas. Si un perro ingiere una gran cantidad de xilitol, entonces pueden desarrollar insuficiencia hepática, que puede ser fatal. Incluso si su perro solo ingiere una pequeña cantidad de xilitol, es imperativo que contacte a su veterinario lo antes posible.

 

  1. El ajo y las cebollas

El ajo y las cebollas contienen compuestos que pueden dañar gravemente los glóbulos rojos de un perro si se ingieren en cantidades suficientemente grandes. Si bien es poco común que un perro coma suficiente ajo crudo o cebollas para ser afectado, pueden estar en gran peligro de sufrir toxicosis si comen concentrados altos como la mezcla de sopa de cebolla o el ajo en polvo. Si los glóbulos rojos de un perro están dañados, pueden pasar hasta cinco días hasta que se vuelvan aparentes, generalmente en forma de letargo, una renuencia a moverse y cansarse fácilmente incluso después de un ejercicio ligero. A veces, un perro que ha ingerido altos concentrados de ajo o cebolla tendrá una orina de color naranja oscuro. Si un caso es lo suficientemente grave, entonces un perro puede necesitar una transfusión de sangre.

 

 

Tenga en cuenta que este artículo es solo para fines de asesoramiento y no debe leerse como un documento médico.